Local

El Palacio de Peñaflor de Écija: monumento nacional en la 'lista roja'

El Palacio de Peñaflor está en peligro. Así lo ha vuelto a denunciar la asociación conservacionista Amigos de Écija, que considera "vergonzante" la situación del edificio, catalogado monumento nacional desde 1963 e incluido ahora en la Lista Roja del Patrimonio de otra asociación cultural, Hispania Nostra, de ámbito nacional.

el 16 sep 2009 / 05:57 h.

TAGS:

El Palacio de Peñaflor está en peligro. Así lo ha vuelto a denunciar la asociación conservacionista Amigos de Écija, que considera "vergonzante" la situación del edificio, catalogado monumento nacional desde 1963 e incluido ahora en la Lista Roja del Patrimonio de otra asociación cultural, Hispania Nostra, de ámbito nacional. La finalidad de este colectivo sin ánimo de lucro es "la defensa y puesta en valor del patrimonio cultural español y su entorno, en el ámbito de la sociedad civil". Con este objetivo elabora una lista que "aspira a recoger aquellos elementos del patrimonio histórico español que se encuentren sometidos a riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores", según explican en su página web.

En esa lista aparece el Palacio de Peñaflor, popularmente conocido como el de los Balcones Largos. Hispania Nostra asegura que el monumento "se encuentra en la actualidad abandonado" y "sujeto a un preocupante deterioro, inaceptable y escandaloso en un monumento nacional". El deterioro del emblemático palacio lo vincula al "lamentable intento" de convertirlo en un hotel de lujo, un proyecto iniciado por el último gobierno del Partido Andalucista (1999-2003) y continuado sin éxito por el actual gabinete socialista.

Según Hispania Nostra, ese proyecto "hubiera desfigurado el valioso interior del palacio" y, aún así, este "se encuentra repleto de materiales de la obra comenzada", un extremo que corrobora Amigos de Écija, que denuncia que "fue lamentable que la empresa encargada de las obras del Salón lo utilizara como almacén donde el trasiego de materiales y maquinaria era una constante".

"El Palacio de Peñaflor se nos está yendo al garete", enfatiza Vicente Mazón, presidente de Amigos de Écija, que asegura que el edificio "parece más un estercolero" que un bien de interés cultural. "Los papeles del XVIII pintados a mano están rasgados y cascotes y escombros se amontonan en zonas nobles". Amigos de Écija relaciona el deterioro del monumento con la idea de convertirlo en un hotel, "una cadena de despropósitos que pone en grave peligro su integridad".

  • 1