Local

El Papa critica la "explotación egoísta" que sufre la Tierra

Benedicto XVI denunció ayer que cada vez hay más emigrantes, refugiados y deportados en el mundo víctimas de las guerras, las tensiones étnicas y el terrorismo, pero también debido a calamidades naturales, muchas de ellas consecuencias "de preocupantes desequilibrios ambientales".

el 14 sep 2009 / 21:54 h.

TAGS:

Benedicto XVI denunció ayer que cada vez hay más emigrantes, refugiados y deportados en el mundo víctimas de las guerras, las tensiones étnicas y el terrorismo, pero también debido a calamidades naturales, muchas de ellas consecuencias "de preocupantes desequilibrios ambientales". Asimismo, el pontífice lamentó el estado en el que se encuentra el planeta, "debido -afirmó- al abuso de las fuentes de energía y de su explotación egoísta y sin ningún reparo".

El Papa hizo estas manifestaciones durante el tradicional Mensaje de Navidad, pronunciado ante decenas de miles de personas desde el balcón central de la basílica de San Pedro del Vaticano, en el que expresó su preocupación por la situación en las zonas donde "resuena el fragor de las armas", entre ellas "las martirizadas" Darfur, Irak, Líbano y Afganistán, Oriente Medio, Irak, Líbano, Tierra Santa y los Balcanes. El pontífice recordó a los niños, las mujeres y los ancianos, las categorías "más vulnerables", según precisó, en cualquier conflicto.

Benedicto XVI dijo también que las tensiones étnicas, religiosas y políticas, la inestabilidad, la rivalidad, las contraposiciones, las injusticias y las discriminaciones laceran el tejido interno de muchos países y exasperan las relaciones internacionales. Todo ello, además, en un contexto en el que la humanidad "no tiene sitio para Dios", al que no se le escucha y no se le acoge".

  • 1