Local

El Papa denuncia el menosprecio actual al valor de la vida

Benedicto XVI volvió a condenar el aborto y dijo que en esta época defender la vida humana es "muy difícil", ya que se ha creado una mentalidad "de progresivo menosprecio de su valor". (Foto: EFE)

el 15 sep 2009 / 04:40 h.

TAGS:

Benedicto XVI volvió a condenar el aborto y dijo que en esta época defender la vida humana es "muy difícil", ya que se ha creado una mentalidad "de progresivo menosprecio de su valor, confiándolo al juicio de cada uno".

El Pontífice hizo estas afirmaciones en el discurso que dirigió a los miembros del Movimiento por la Vida, ante los que denunció también que la falta de un trabajo seguro, legislaciones que no tutelan la maternidad y la imposibilidad de asegurar un sustento adecuado a los hijos "sofocan la exigencia del amor profundo y abren las puertas hacia la desconfianza en el futuro".

"Defender la vida humana es hoy prácticamente muy difícil, ya que se ha creado una mentalidad de progresivo menosprecio de su valor, confiándolo al juicio de cada uno. Como consecuencia se ha llegado a un menor respeto por el ser humano, valor que está en la base de cualquier convivencia civil y más allá de la fe que se profese", señaló el Papa.

El Obispo de Roma agregó son "muchas y complejas" las causas que llevan a la "dolorosa decisión del aborto" y que la Iglesia "no se cansa de repetir el valor sagrado de la existencia" y a la vez de promover iniciativas de apoyo a las mujeres y a las familias para crear condiciones favorables a la acogida de la vida y a la tutela de la familia basada en el matrimonio entre un hombre y una mujer.

El Papa se refirió en este punto a la ley del aborto en Italia, recordando que hace 30 años que fue aprobada, y sin citarla después directamente dijo que "no sólo no ha resuelto los problemas que afligen a muchas mujeres y núcleos familiares, sino que ha abierto una ulterior herida en la sociedad, ya gravada de profundos sufrimientos".

Benedicto XVI agregó que no se pueden olvidar los numerosos problemas que siguen atenazando a la sociedad actual, "que impiden el deseo de tantos jóvenes de casarse y formar una familia debido a las condiciones desfavorable en que viven".

"La falta de un trabajo seguro, legislaciones muchas veces carentes en materia de tutela de la maternidad, la imposibilidad de asegurar un mantenimiento adecuado a los hijos son algunos de los impedimentos que parecen ahogar la exigencia de amor fecundo, mientras se abren puertas hacia la desconfianza en el futuro", destacó el Papa.

Benedicto XVI pidió a las instituciones que pongan "en el centro de sus actuaciones" la defensa de la vida humana y de la familia, "en la que nace y se desarrolla".

  • 1