Local

El Papa insta a la Iglesia de EEUU a purificarse tras los casos pederastas

El Papa Benedicto XVI instó ayer a la Iglesia Católica estadounidense a comenzar un "tiempo de purificación" tras el escándalo de los abusos sexuales cometidos por curas pederastas, durante la homilía que celebró en la catedral de San Patricio de Nueva York. (Foto: EFE)

el 15 sep 2009 / 03:28 h.

TAGS:

El Papa Benedicto XVI instó ayer a la Iglesia Católica estadounidense a comenzar un "tiempo de purificación" luego del escándalo de los abusos sexuales cometidos por curas pederastas, durante la homilía que celebró en la catedral de San Patricio de Nueva York.

El Papa Benedicto fue acogido con una gran ovación a su entrada a la catedral de San Patricio de Nueva York por los cerca de 3.000 asistentes a la misa, en su mayoría religiosos, que se levantaron y aplaudieron durante algunos minutos.

Asimismo, los fieles aplaudieron de nuevo con fuerza cuando el arzobispo de la ciudad, Edward Egan, dio la bienvenida a Benedicto XVI a San Patricio, donde por primera vez un Papa oficia una misa.

Durante la homilía dedicada a los representantes religiosos de la Costa Este de Estados Unidos, el Papa retomó el escándalo de los sacerdotes pederastas, que dijo han causado "tantos sufrimientos". Aprovechó la ocasión para expresar a los sacerdotes y religiosos su "cercanía espiritual" y ánimo para afrontar "los continuos desafíos surgidos por esta situación". Pidió entonces al clero estadounidense, que llegue ahora "un tiempo de purificación y de sanación".

Toda una cascada de gestos y palabras con las que el jefe de la Iglesia católica pretende sanar la herida dejada por el escándalo de la pederastia, que además le ha costado a la iglesia local cerca de 2.000 millones de dólares en indemnizaciones.

El desafío del cinismo. Ratzinger citó varios desafíos que aguardan a la Iglesia, entre ellos el anunciar la esperanza "ante el egocentrismo, la avidez, la violencia y el cinismo que parecen sofocar muy a menudo el crecimiento frágil de la gracia en el corazón de la gente", afirmó. También hizo hincapié en la necesidad de que la Iglesia estadounidense "proteja la vida y promueva una cultura de la vida". Durante este viaje, el Papa reprobó a los católicos de ese país que promueven el derecho al aborto".

Entre los asistentes a la catedral de San Patricio se encontraba el anterior alcalde de Nueva York y ex candidato a la Casa Blanca, Rudy Giuliani, católico divorciado y conocido por sus posiciones a favor del aborto. Giuliani recibió la comunión a pesar de que la Iglesia católica prohíbe que la reciban los divorciados que se han vuelto a casar.

  • 1