Local

El Papa llama a defender a los cristianos de Irak y de Oriente Medio

Benedicto XVI asegura que son el grupo religioso más perseguido.

el 25 dic 2010 / 15:46 h.

TAGS:

El Papa saluda a la multitud congregada en la Plaza de San Pedro.

El papa Benedicto XVI denunció ayer en su tradicional mensaje de Navidad la persecución de los cristianos en Irak y Oriente Próximo así como la falta de libertad religiosa en China. Además expresó su preocupación por los afectados por los desastres naturales en Haití, Colombia, Venezuela, Guatemala y Costa Rica.

Ante varios miles de personas reunidas en la plaza de San Pedro del Vaticano en una mañana lluviosa, el Obispo de Roma exhortó a los líderes políticos y religiosos del mundo a comprometerse "por el pleno respeto de la libertad religiosa de todos" y una vez más expresó su preocupación por Tierra Santa. "¡Que la luz de la Navidad resplandezca de nuevo en aquella Tierra donde Jesús ha nacido e inspire a israelíes y palestinos a buscar una convivencia justa y pacífica!", manifestó el Papa, que también abogó por que el anuncio de la llegada de Jesús "alivie el dolor y conforte en las pruebas a los cristianos en Irak y en todo Oriente Medio, dándoles aliento y esperanza para el futuro".

En los últimos tiempos los cristianos están en el punto de mira del terrorismo en Irak y el pasado 31 de octubre en un atentado contra la catedral sirio-católica de Bagdad fueron asesinados dos sacerdotes y más de cincuenta fieles. Benedicto XVI denunció recientemente "con dolor" que los cristianos son ahora el grupo religioso que sufre el mayor número de persecuciones.

Seguridad en Bagdad. Un miedo que ha marcado la celebración de la Navidad en Irak. Los cristianos iraquíes celebraron el día de Navidad bajo estrictas medidas de seguridad debido a la preocupación causada por las últimas amenazas de Al Qaeda de llevar a cabo atentados contra esa comunidad. El temor causó que las celebraciones transcurrieran en silencio, aunque sin incidentes que lamentar. La mayoría de los cristianos acudieron a las iglesias cerca de sus casas y negocios para asistir a la misa en la mañana en vez de la tradicional Misa de Gallo a medianoche.

Los líderes de la Iglesia católica en el país de mayoría musulmana instaron a los fieles a que tomasen muchas precauciones, a la vez que cancelaron oficialmente los grandes eventos públicos relacionados con la fiesta navideña. Sin embargo, algunas iglesias fueron capaces de celebrar la Navidad de manera más abierta en las regiones autónomas kurdas, en el norte de Irak, a donde huyeron muchos cristianos en busca de refugio.

Además, en su tradicional mensaje, el Pontífice dirigió la mirada, especialmente, a América Latina, donde las incesantes lluvias en varios países han causado ya numerosos muertos, y en Haití, donde sus habitantes aún sufren las consecuencias del terremoto y de la epidemia de cólera. Asimismo abogó por que se "impulse el diálogo" entre Costa Rica y Nicaragua, enfrentadas desde octubre pasado, a raíz de que San José acusara a Managua de invadir parte de su territorio en la fronteriza Isla Calero, en el Caribe, lo que este país rechaza.

Pocos días después de que el Vaticano acusara a China de dañar el diálogo y de gestos "hostiles" por haber promovido el Gobierno comunista de Pekín una asamblea de obispos sin el permiso de Roma y haberse ordenado un prelado sin el visto bueno del Papa, Benedicto XVI pidió hoy a los católicos chinos "fe, paciencia y fortaleza". El Obispo de Roma les exhortó a "no desanimarse ante las limitaciones a su libertad de religión" y a mantener viva la esperanza.

  • 1