lunes, 25 marzo 2019
23:27
, última actualización

El Parlamento Andaluz pide aplazar a 20 años el pago de 426 millones de la financiación

PSOE-A e IU rechazan los Presupuestos Generales de 2015 porque «dañan» a la región, mientras el PP-A sostiene que crearán empleo y más riqueza.

el 08 oct 2014 / 23:19 h.

La consejera de Hacienda, María Jesús Montero, en su escaño del Parlamento Andaluz. / EFE La consejera de Hacienda, María Jesús Montero, en su escaño del Parlamento Andaluz. / EFE El Parlamento ha aprobado este miércoles, con los votos del PSOE e IU y la abstención del PP, una resolución en la que insta al Gobierno a incorporar en los presupuestos del Estado el aplazamiento durante veinte años, y con otro de carencia, de la liquidación negativa de 426 millones del año 2013 de Andalucía. Esta ha sido unas las propuestas de resolución aprobadas por el pleno de la Cámara, que ha rechazado todas las PP, tras el debate sobre la incidencia en la comunidad de los presupuestos del Estado para el 2015. Todas las propuestas del PSOE, salvo una, han salido adelante con el respaldo de IU, entre las que destacan también que se inicie "de inmediato" la negociación del nuevo sistema de financiación autonómica y, hasta su aprobación, que se arbitre un mecanismo de compensación para las comunidades que se encuentran por debajo de la media en financiación por habitante. A instancias del PSOE, la Cámara exige además un aumento de las entregas a cuenta para el 2015, con el fin de que las autonomías puedan beneficiarse ya del "repunte" que se esta produciendo en la recaudación tributaria, al tiempo que pide modificar los objetivos de déficit asignados a las comunidades. Reclama también una consignación adecuada del porcentaje de inversión acorde al peso poblacional de Andalucía como establece el Estatuto (17,8%) y que se establezca un calendario de pago de la deuda generada por este concepto durante esta legislatura. Cambiar las condiciones financieras de los intereses generados por el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), incrementar la dotación del FCI y aprobar un plan específico de empleo para las comunidades con una tasa de paro superior a la media son otras de las resoluciones aprobadas, así como aumentar las transferencia destinadas a la dependencia, vivienda, programas de igualdad, justicia y en la lucha contra la pobreza infantil. Con la abstención del PSOE, ha sido rechazada una propuesta que solicitaba suprimir la subvención a la Iglesia, a petición de IU, que también ha visto rechazada otra que defendía un recorte en el gasto de la Casa Real. IU, socio del Gobierno de coalición, ha visto aprobadas 31 de sus de sus 35 propuestas, una de ellas por unanimidad, que pide partidas necesarias para rehabilitar las barriadas obsoletas de la región. Sin embargo, no ha conseguido sacar adelante la supresión del gasto de la cuota participativa de España en la OTAN. Otras propuestas del PSOE aprobadas piden la liberación total de peaje del  la AP-4 (Sevilla-Cádiz) y la paralización del proceso de venta de la finca la Almoraima y la cesión de la gestión a la Junta. Ninguna de los populares han contado con el apoyo de los socios del Gobierno, ni siquiera la que planteaba reducir el tipo de interés de la financiación del plan de pago a proveedores, como tampoco la de instar a la Junta a compensar a los empleados públicos de la pérdida de poder adquisitivo de los sucesivos recortes salariales desde el 2012. En el debate previo, la Junta y el PP protagonizaron un enfrentamiento dialéctico, centrado en acusaciones mutuas sobre el "agravio" a Andalucía y la "confrontación" con el Gobierno central, lo que esgrimieron con interpretaciones muy diferentes de las distintas partidas del presupuesto del Estado. La consejera de Hacienda, María Jesús Montero, ha denunciado que el Gobierno de la nación "consolida" a través de los presupuestos del Estado el "agravio" con Andalucía, la comunidad autónoma "más perjudicada" en las cuentas para 2015, y ha reprochado al PP-A que se niegue a "reconocer la evidencia". "El Gobierno de (Mariano) Rajoy ha elaborado unos presupuestos cicateros con Andalucía y perjudiciales para su gente", ha sostenido la responsable de Hacienda, que ha asegurado que a pesar de los "mensajes engañosos" el Gobierno vuelve a "cargar todos los ajustes" sobre las comunidades autónomas. Muy al contrario, el portavoz del grupo del PP-A, Carlos Rojas, ha negado que el Gobierno central "agravie" a la comunidad con los presupuestos, de los que ha sostenido que son los "más sociales y benefician" a la comunidad, y ha acusado a la Junta de estar "acomplejada" y de gobernar los "martes al sol". El diputado popular ha desmentido que los presupuestos incumplan el Estatuto de Autonomía con las inversiones, es más, ha dicho que se van a ejecutar con "más porcentaje" de lo que regula el texto estatutario, es decir más del 17,8%. El portavoz del PSOE, Mario Jiménez, ha interpelado al PP-A sobre si va a hacer algo para aclarar la "tremenda agresión" que supone el reparto del fondo de convergencia, un "robo a mano armada" de 426 millones de euros a Andalucía. Por su parte, Ignacio García (IU), fue un poco más allá con esta deuda al asegurar que su formación "se declara insumisa" a devolver al Estado los 426 millones de la liquidación del sistema de financiación autonómica.

  • 1