Local

El Parlamento aplaza debatir la amnistía de Zelaya

El Parlamento de Honduras ha aplazado el debate para emitir su opinión sobre la propuesta de otorgar una amnistía política al depuesto presidente Manuel Zelaya, incluida en el plan del presidente de Costa Rica, Óscar Arias. Mientras, Zelaya está reorganizado su resistencia en Nicaragua.

el 16 sep 2009 / 06:22 h.

TAGS:

El Parlamento de Honduras ha aplazado el debate para emitir su opinión sobre la propuesta de otorgar una amnistía política al depuesto presidente Manuel Zelaya, incluida en el plan del presidente de Costa Rica, Óscar Arias. Mientras, Zelaya está reorganizado su resistencia en Nicaragua.

El Congreso Nacional conoció ayer el Acuerdo de San José, enviado por el Ejecutivo y presentado por Arias el miércoles en la capital costarricense, pero decidió no discutirlo de inmediato sino pasarlo a una comisión de dictamen, informó a la prensa su presidente, Alfredo Saavedra.

La comisión deberá presentar su informe al pleno de diputados entre hoy y mañana, y hará su análisis basado en los antecedentes, jurisprudencia y marco constitucional de Honduras y en el texto propuesto por Arias en su calidad de mediador, explicó.

Saavedra añadió que así habrá más tiempo para que los diputados analicen la propuesta y puntualizó que al Parlamento sólo se le ha pedido "dar su opinión" sobre si conviene o no otorgar amnistía política a los involucrados en la crisis. La recomendación que emita la comisión requiere la mayoría simple -65 de los 128 diputados- para su aprobación, explicó.

Saavedra pidió a los diputados "no adelantar juicios" sobre este asunto, aunque recordó que tienen libertad de opinión, y les instó a "respetar al mediador".

Por su parte, el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Saúl Escobar, indicó a la prensa que ese organismo analizará esta semana la propuesta de adelantar las elecciones generales del 29 de noviembre próximo, incluido también en el plan de solución de Arias.

La propuesta de Arias incluye la reinstalación condicionada del depuesto presidente Manuel Zelaya, derrocado por los militares el 28 de junio, una amnistía política, el adelanto de las elecciones, y el establecimiento de una comisión de la verdad y verificación internacional, entre otros puntos.

Mientras, Zelaya, que cumplió ayer un mes fuera del poder y expulsado de su país, partió del municipio nicaragüense de Ocotal, cerca de la frontera con Honduras, hacia las montañas de este país para seguir organizando una "resistencia", informaron ayer sus colaboradores. El depuesto gobernante, que el viernes pasado intentó entrar por segunda vez en su país, y por segunda vez fracasó no pudo hacerlo, ratificó que se mantendrá en "pie de lucha" y a la espera de su familia y de más seguidores que le acompañen en su regreso a Honduras para retomar el poder tras el golpe de Estado.

  • 1