Economía

El Parlamento Europeo avala que Andalucía reciba fondos desde 2014

La institución respalda la creación de regiones intermedias que recibirán ayudas tras dejar de percibir los fondos de cohesión.

el 05 jul 2011 / 19:51 h.

TAGS:

El presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso, interviene ayer en la sesión plenaria.

La iniciativa planteada por Bruselas para establecer una categoría de regiones intermedias -esto es, que hayan superado el objetivo de convergencia situado en el 75% de la renta media de la UE pero que aún no alcancen el 90%- ha encontrado el beneplácito del Parlamento Europeo , que ayer se mostró partidario de que las comunidades que se encuentren en esa situación a partir de 2013 puedan beneficiarse de unas ayudas transitorias con el fin de reducir diferencias entre regiones.

Especialmente atenta a esta decisión está Andalucía, puesto que es una de las comunidades españolas, junto a Galicia, Castilla-La Mancha y Murcia, a la que se le acaba el derecho a recibir fondos estructurales -también conocidos como fondos de cohesión- a partir de 2013, ya que a partir de esa fecha superará el umbral del 75% de la renta europea para percibir esas ayudas.

En España solo una región, Extremadura, continuará nutriéndose de esos fondos europeos para el periodo 2014-2020, manteniéndose así entre las regiones más pobres de Europa.

La idea, respaldada por el Parlamento Europeo con 506 votos a favor, 48 en contra y 101 abstenciones, beneficiará también a otras regiones de países como Alemania, el Reino Unido, Bélgica, Grecia, Francia, Portugal, Finlandia, Austria, Polonia, Italia y Malta. Aunque la votación estaba inicialmente prevista para el pasado 23 de junio, fue aplazada al Pleno de julio, recordaron fuentes de la institución europea.

La idea básicamente consiste en que las regiones que, a partir de 2013, se pueden considerar ya convergentes no se encuentren sin ayudas de la noche a la mañana, sino que cuenten con fondos, aunque, eso sí, de menor cuantía a los que venían recibiendo hasta alcanzar ese objetivo. Se trata de una iniciativa que se dirige, en especial, a aquellos territorios que presenten un PIB per cápita de entre el 75% y el 90% de la media europea, para evitar que se queden estancados.

La creación de esta categoría intermedia entre regiones pobres y desarrolladas garantizaría un "sistema equitativo" para abordar mejor el impacto de la crisis, "fortaleciendo al mismo tiempo la justicia y la solidaridad", según el informe que presentó el diputado alemán Markus Pieper y que destaca que esta medida de carácter provisional no debería tener consecuencias negativas ni para las regiones objetivo de convergencia ni para aquellas que son objetivo de cooperación territorial.

Precisamente para este tipo de colaboración, que es la que permite financiar las redes transeuropeas de transporte y energía, así como las infraestructuras transfronterizas, los diputados instaron a incrementar al 7% el porcentaje de fondos estructurales que se destina a este ámbito.

También exigieron simplificar el sistema de control y reclamaron usar un procedimiento de un solo nivel en el que los estados controlen directamente los proyectos y la Comisión supervise los sistemas de control de los países.

La Comisión presentará a finales de septiembre un paquete legislativo integrado por un reglamento general y otros específicos para el fondo social, de cohesión, de desarrollo regional y la cooperación territorial. A final de año, el Ejecutivo de la UE presentará otra propuesta sobre el marco estratégico común para los fondos europeos.

POSTURA ANDALUZA. Una vez conocida la propuesta de la CE de establecer esas ayudas transitorias en noviembre de 2010, la Junta, a través de su presidente, José Antonio Griñán, ha defendido la necesidad de instaurarlas -lo hizo en su viaje a Bruselas el pasado enero- para las regiones que han dejado de ser de convergencia y pasan a ser de competitividad.

Es más, Griñán señaló entonces que tres debían ser los criterios que primen a la hora de establecer las nuevas cuantías: población, PIB y tasa de paro, indicador este último que sitúa a Andalucía en el grupo de cabeza de las regiones europeas.

  • 1