El Parlamento exige controlar que se cumplan las inversiones del Estado

El Parlamento reclamó ayer al Estado que incluya una cláusula en los Presupuestos del Estado para controlar que las inversiones consignadas para Andalucía se gastan en lo que se ha previsto.

el 08 oct 2009 / 20:29 h.

La consejera de Economía, Martínez Aguayo, ayer en el Pleno.

El Parlamento reclamó ayer al Gobierno de Zapatero que incluya una cláusula en los Presupuestos del Estado para controlar que se cumplan las inversiones consignadas en las cuentas para Andalucía (4.180 millones de euros).

La Cámara andaluza es una de las pocas de España que celebra cada año un debate sobre los Presupuestos del Estado. Los diputados autonómicos no tienen ninguna capacidad de maniobra sobre unas cuentas que acaban de llegar a las Cortes. Es un debate "atípico", advirtió el socialista Manuel Gracia. Pero mientras los socialistas y el Gobierno de Zapatero pelean en la Cámara Baja por buscar alianzas para que los números de 2010 vean la luz, es ya tradición que en los escaños del Parlamento andaluz se tiren los trastos con argumentos previsibles. Los socialistas aprovechan para loar y defender la bondad del Presupuesto estatal elaborado por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero. La oposición para hacer catastrofismo y denunciar que son las peores cuentas de la historia.
Antes era diferente. El debate lo instauró el PSOE para denunciar el "maltrato" del Gobierno de Aznar a la comunidad. Por eso los calificativos que ayer estaban en boca de la oposición, con el PP en Moncloa eran los que utilizaban los socialistas. "Humillación", "traición", "maltrato", "afrenta"... La consejera de Economía, Carmen Martínez Aguayo, lamentó que ahora los populares manejen esas palabras "sin pudor" y "sin memoria".
Los grupos sacaron adelante 21 propuestas (todas del PSOE, una de PP y otra de IU) sobre los Presupuestos. Previamente la mayoría fueron retocadas. El letrado mayor llamó al orden a los partidos y recordó que ni pueden reclamar al Gobierno central de tú a tú, como si fueran Congreso, ni pronunciarse sobre lo que no repercuta directamente a Andalucía.

Entre las iniciativas que vieron la luz destaca una socialista que reclama que los Presupuestos Generales del Estado para 2010 incluyan una cláusula que garantice el cumplimiento de las inversiones previstas para Andalucía: 4.180 millones de euros en 2010. La apoyaron PSOE e IU, y curiosamente el PP votó en contra. El Estatuto andaluz incluye una Disposición Adicional Tercera que reclama al Estado que sus inversiones en la comunidad se ajusten durante siete años -éste es el tercero- al peso de su población en el país. Es similar a una cláusula del Estatut catalán que exige inversiones según su peso en el PIB. Pero la ley catalana fue más allá e incluyó una apostilla que garantiza que el Estado compense a la comunidad por las cantidades que no se ejecuten.

Éste es un debate que el PP andaluz abrió hace unas semanas. El líder popular, Javier Arenas, volvió ayer a reiterarlo en el Parlamento. Insistió en que, en los últimos cinco años, se han dejado de ejecutar 8.000 millones en Andalucía, según datos del presupuesto de la Junta y de los estatales, por la "pésima gestión" del Gobierno. De hecho, Arenas reclama ahora una nueva deuda del Estado: los 2.300 millones de euros que asegura que Zapatero ha dejado de invertir desde 2005.

La población andaluza representa el 17,8% y recibirá este año, el tercero con el Estatuto en vigor, el 17,7%. De ahí que el Parlamento aprobara también por unanimidad, como ya avisó el presidente Griñán, que se revisen los presupuestos al alza para cumplir exactamente el porcentaje.

Otro gran asunto fue la posibilidad que abre el Presupuesto de que el Estado salde en bienes -solares- la deuda histórica que contempla el Estatuto en su Disposición Adicional Segunda. Asciende a 784 millones. La unanimidad fue total en la oposición. Para la portavoz del PP, Esperanza Oña, es "un abuso" y un "engaño". Para el diputado de IU Pedro Vaquero, la deuda ha sido "maltratada y atropellada".

La subida fiscal planeada por Zapatero fue la otra estrella invitada. "Presumen de progresistas y sólo saben fabricar parados", denunció Oña. La revisión fiscal es para IU "insolidaria" y "cobarde". La defensa de la consejera de Economía fue firme. Es, alegó, "moderada" y "razonable". Por más que como mujer discrepe, dijo, de que las compresas sean consideradas artículos de lujo, y se vean afectadas por la subida del IVA.

  • 1