Local

El Parlamento fracasa al cerrar un dictamen sobre los ERE

Los grupos políticos de PP, PSOE e IU son incapaces de cerrar un acuerdo sobre dónde fijar las responsabilidades del supuesto fraude tejido con ayudas públicas de Empleo durante una década.

el 22 nov 2012 / 19:09 h.

TAGS:

La primera comisión de investigación en el Parlamento tras 17 años, la que investiga el escándalo de los ERE, ha acabado en un estrepitoso fracaso. La alianza de votos de PSOE y PP ha dinamitado las conclusiones que había redactado IU. El dictamen final solo culpa a Francisco Javier Guerrero, exdirector general de Trabajo de la Junta, del fraude millonario en las ayudas al empleo y al exinterventor general Manuel Gómez de no haber alertado de las irregularidades.

Tal y como querían los socialistas, el Parlamento no considera responsables de la trama a los exconsejeros de Empleo José Antonio Viera y Antonio Fernández y al exviceconsejero Agustín Barberá. La Cámara los exime de toda culpa gracias a las 50 papeletas del PP, que ayer votó a todo que no para huir del “paripé del bipartito”.“El dictamen ha quedado muy tocado, hundido”. El presidente de la comisión de investigación del caso de los ERE, Ignacio García (IU) compareció cabizbajo pasadas las 20 horas, después de una larga tarde intentando consensuar con los grupos un dictamen mínimamente coherente. Pero no fue posible.

El Parlamento aprobará la próxima semana en pleno un texto “inconexo y sin sentido”, en palabras del portavoz de IU, José Antonio Castro. Se han eliminado 68 artículos de los 196 que contenía, se ha amputado parte del relato de los hechos y lo más peliagudo, las responsabilidades políticas excepto la de Guerrero. La comisión que debía elevar el dictamen definitivo al pleno fue muy tensa.

El PSOE consiguió separar los puntos más polémicos para su grupo –los que apuntan a Viera, Fernández y Barberá- para que se votaran por separado. Los socialistas rechazaron este bloque y sorprendentemente el PP también. Los populares habían apuntado a los más alto y pedían la dimisión del presidente de la Junta, José Antonio Griñán (que era consejero de Economía en la etapa investigada), de su antecesor Manuel Chaves y de otros 13 consejeros y exaltos cargos. Igualmente se tumbaron los artículos que ponen en duda el procedimiento de concesión de las ayudas.

“El PSOE lo ha hecho en defensa de los suyos y el PP ha jugado al todo o nada”, resumía García. IU fue crítico a partes iguales con PSOE y PP, sin embargo se mostró convencido de que el fracaso de la comisión de los ERE “no afectará” al pacto de Gobierno de coalición entre socialistas e IU, en palabras de su portavoz, José Antonio Castro.

Después de seis meses de trabajo de la comisión de investigación, la Cámara autonómica deberá aprobar el próximo miércoles un dictamen que sólo apuntará a Guerrero como responsable del fraude que asciende ya a más de 17 millones de euros, según la Junta, tejido durante una década con ayudas públicas al empleo. Los socialistas no quisieron salvar al exinterventor y el Parlamento concluirá que pudo elevar un informe de actuación que encendiera las alarmas por el caso. La comparecencia de Gómez en la comisión fue de las más controvertidas. Dejó claro que la Junta debería haber parado ese sistema de ayudas en 2005, con el primer informe de la Intervención. Ahora está por vez si el alto funcionario asume este dictamen, que lo pone en un brete ante la justicia, o eleva nuevas actuaciones a la Cámara autonómica.

Los diputados de IU no escondían anoche su decepción. “Se ha tirado a la basura meses de trabajo abnegado. PSOE y PP se han mofado del Parlamento”, afirmó Castro, que tildó lo ocurrido ayer de “circo”. El PP echó balones fuera. Justificó su rechazo global al dictamen porque no iba a participar de un “paripé” de PSOE e IU, que “no querían perseguir la verdad”. Los populares, que la legislatura pasada reclamaron hasta en diez ocasiones una comisión de investigación del caso ERE, calificaron de “infumable” el dictamen redactado por IU. El portavoz del PP-A, Carlos Rojas, aseguró que la federación de izquierdas ha hecho el “ridículo” al apuntar a “cuatro golfos” como responsables de la trama.

Desde el PSOE, Antonia Moro lamentó que el PP haya hecho una “golfada”. Los populares pidieron a IU que redacte un nuevo dictamen, pero eso es imposible. Los 109 diputados del Parlamento andaluz tendrán que votar unas conclusiones mutiladas.

  • 1