El paro andaluz centra el inicio de campaña a las europeas

El empleo fue el leit motiv de los primeros discursos de PSOE, PP e IU, con mensajes que sirven para las autonómicas

el 09 may 2014 / 22:33 h.

15728770La primera jornada de campaña de los líderes andaluces reveló ayer cuál será el leit motiv protagonista de estas elecciones europeas, que se deciden el próximo 25 de mayo: el empleo. Fue la constante en los discursos que dio la presidenta de la Junta y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, en la provincia de Córdoba, el presidente del PP-A, Juan Manuel Moreno, en Almería, y el vicepresidente de la Junta y dirigente de IU, Diego Valderas, en Granada. Moreno, además, estuvo escudado por el primer miembro del Gobierno central que se estrena en la campaña andaluza, la ministra de Empleo, Fátima Báñez. El paro es la principal preocupación de los ciudadanos (de más del 94% de los andaluces) y los partidos parecen haber interiorizado que para explicarle a la gente la utilidad del voto en unas europeas –que fueron ignoradas por la mitad de la población hace cinco años– tendrán que empezar por explicar si el grupo que representan en el Parlamento europeo es capaz de generar empleo, y de qué tipo. De momento, PP, PSOE e IU esgrimen mensajes polisémicos, que valen lo mismo para Europa que para los pueblos andaluces y la propia comunidad. De ahí que todos hayan arrancado la campaña hablando de empleo, a pesar de que la UE tiene competencias muy limitadas en esta materia, y de que el presupuesto para luchar contra el desempleo apenas rebase los 6.000 millones de euros para los próximos siete años, a repartir entre los 28 Estados miembros. En los próximos 14 días será difícil oír mensajes estrictamente europeos, sin que aflore aspectos clave de la política nacional, autonómica y municipal. Los líderes andaluces se juegan demasiado, dada la cercanía de los próximos comicios locales y de la necesidad que tiene Díaz, Moreno Bonilla y el coordinador regional de IU, Antonio Maíllo, de darse a conocer y fortalecer su imagen. Por eso ayer el líder popular defendió la gestión de Rajoy, Díaz reivindicó sus apuestas y Valderas cargó contra el bipartidismo, incluido los primeros dardos a su socio de Gobierno. Los populares y los socialistas empezaron ayer su ruta de campaña en pueblos pequeños, de Almería (Viator, Níjar y El Ejido) y Córdoba (Baena) respectivamente. Su estrategia es similar, alternan micropolítica –actos pequeños a pie de calle en contacto con los vecinos y comerciantes– con grandes mítines en las principales urbes. SUSANA DÍAZ VISITA LOS PATIOS DE CÓRDOBAEn Córdoba, Díaz empezó su discurso admitiendo que: «otras veces nos hemos tomado estas elecciones con más ligereza, pero ahora no podemos». La presidenta proyectó su idea de Europa a través de los ojos de los parados andaluces: «Necesitamos que Europa tome conciencia de que el empleo debe ser su prioridad, para eso hay que invertir en e 1% del PIB europeo para empleo, queremos 21.000 millones para empleo joven, no bastan esos 6.000 que ya han anunciado», advirtió. La presidenta fue muy dura con las políticas de Rajoy y arrancó aplausos cuando acusó al presidente de haber dejado «en el congelador la Ley del Aborto», pero también se quejó por cómo los jóvenes perciben ahora la UE, muy distinta a cómo la vieron sus padres. «No imaginé nunca que el reto de mi generación fuera recuperar los derechos sociales que nos han quitado», advirtió. En Almería, el líder del PP-A subrayó que votar al su partido significa continuar «en la senda de la recuperación económica, de la creación de empleo y el progreso que hemos iniciado con el Gobierno de Mariano Rajoy». Mientras que un voto a los socialistas supondría «paralizar la recuperación económica con las recetas antiguas y del pasado que representan Zapatero, Rubalcaba y Díaz en Andalucía». Además aprovechó para lanzar un dardo a la presidenta de la Junta: «Díaz está en clave interna y tiene más interés en ver si puede aprovechar la oportunidad de estas europeas para dar el salto a política nacional. Yo no soy su adversario, es Rubalcaba», dijo durante una visita a un colegio y una empresa familiar de conservas en la localidad almeriense. «El 25 de mayo votamos en clave europea sin lugar a dudas, pero también en clave andaluza», concluyó, para después pedir a aquellos andaluces «que estén cansados de la parálisis de la Junta y de 32 años de inmovilismo, que tienen la oportunidad de mandar un mensaje al Gobierno socialista y comunista: por este camino no podemos seguir». En Granada, Valderas denunció que «hay que rescatar a Europa de la avaricia de los banqueros y de los mercados y la ineficacia y el fracaso del bipartidismo». En una visita al barrio de Santa Adela, junto a la candidata por IU al Parlamento Europeo María Piedad Castillo, Valderas dijo que «estamos en una campaña electoral para construir una Europa social de rostro humano y además con un modelo económico que atienda a la mayoría social». «A poco que piensen los ciudadanos y reflexionen sobre la situación en que nos encontramos saben quiénes son los culpables y quiénes son las alternativas. No hay otra alternativa en Europa que no pase por la izquierda unitaria europea», remarcó, subrayando que la «única flecha que hay hacia arriba» es la de IU. Rosa Díez, UPyD, con candidatos andaluces a las europeasEn Málaga, la diputada y portavoz de Unión Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, animó a votar porque crecen los partidos «xenófobos y antieuropeos que quieren levantar fronteras» y Europa se construye tirándolas. Díez, que participó ayer en un acto de campaña en Málaga, señaló que las elecciones europeas son «muy importantes» porque hay quien quiere ir desde España a Europa a hacer un discurso de ruptura y añadió que no hay «nada más antieuropeo que levantar fronteras», en referencia velada a Cataluña.

  • 1