lunes, 25 marzo 2019
12:37
, última actualización
Local

Sevilla aún destruye empleo a pesar del descenso del paro

Las administraciones se convierten en las grandes destructoras en la provincia con 7.300 ocupados menos en un solo trimestre

el 24 oct 2013 / 09:23 h.

TAGS:

La economía española habrá abandonado la recesión en el tercer trimestre del año pero su reflejo en la bajada del desempleo en aún escaso, y ello pese a que el periodo comprendido entre julio y septiembre es tradicionalmente bueno para la creación de puestos de trabajo, en especial en una comunidad, la de Andalucía, donde el turismo ejerce un gran poder de arrastre. Pues bien, en el conjunto del Estado bajó, en esta región subió y en la provincia de Sevilla también descendió, aunque muy poco. En concreto, la Encuesta de Población Activa (EPA) muestra 1.600 parados menos en Sevilla con respecto al trimestre anterior, para así quedar en 308.600. Se trata de una exigua rebaja del 0,51 por ciento, que incluso se anula si tenemos en cuenta que en el último año el número de sevillanos sin ocupación aumentó en 10.000 personas, o un 3,34 por ciento. ¿Persiste o no la destrucción de empleo? Sí. La cifra de ocupados en la provincia se colocó en 602.700, tras registrar una caída de 18.800 en el trimestre (-3,02 por ciento) y de 13.700 en el conjunto de un año (-2,23 por ciento). Y la trascendencia de tal recorte es aún mayor ya que la población activa –personas en edad y disposición para trabajar– se contrajo entre julio y septiembre en 20.400 (-2,19 por ciento, hasta 911.300), aunque sólo en 3.800 en el acumulado en doce meses –equivalente a una bajada del 0,41 por ciento interanual–. Por tanto, que haya 1.600 sevillanos menos en el paro –siempre según criterio EPA, que es una encuesta y no un registro, como sería el de los Servicios Públicos de Empleo o antiguo INEM– no cabe atribuirlo a la creación de empleo sino a la reducción de la población activa en la provincia. 20.400 activos menos en un solo trimestre es un número elevado en Sevilla, pero aquí, además, tiene un componente de género, puesto que la gran mayoría, 16.100, eran mujeres (4.200 hombres). En este comportamiento jugarían dos factores. Por un lado, que hay quienes declararon estar en desempleo en junio para aprovechar el tirón laboral del verano –por ejemplo, estudiantes–. Y por el otro, el factor emigración e incluso trabajadores inmigrantes que regresan a sus países de origen al faltar trabajo. Manuel R.R. (ATESE) Manuel R.R. (ATESE) 33,86 por ciento sería la tasa de paro de Sevilla, con un 34,85 para las mujeres y el 33,08 en los hombres. Es decir, un tercio de los sevillanos en edad y con ganas de trabajar no encuentran un puesto en el mercado laboral. El mayor índice de desempleo se da entre las personas que sólo tienen estudios primarios (50 por ciento), seguido del correspondiente a analfabetos y personas sin estudios (48,36), los que hicieron estudios secundarios o medios (40,81), los técnicos o profesionales y, por último, los universitarios (16,53), según el desglose de los datos de la EPA facilitados por el Instituto de Estadística de Andalucía (IEA). En el tercer trimestre y respecto al segundo, el desempleo en la provincia cayó en servicios (4.200 personas) y en construcción (2.300) y subió en la agricultura (2.000) y en la industria (500). Sorprende el caso del ladrillo, y estaría relacionado con las obras de mejoras y rehabilitación que suelen darse en meses de verano. Mientras, 172.200 sevillanos buscaban su primer empleo o llevaban más de un año parados, frente a los 169.700 arrojados entre abril y junio. Si la comparación por sectores la realizamos con el tercer trimestre de 2012, la peor evolución aflora en los servicios, con 7.000 personas más sin ocupación, mientras que en el campo se redujo en 1.000, en 1.400 para la industria y 1.700 en la construcción. 165.200 rastreaban su primer empleo o llevaban más de un año sin trabajar, 7.000 menos que para periodo julio-septiembre de 2013. Y justo en el sector servicios hay que indagar el recorte del empleo público debido a los ajustes presupuestarios en las administraciones. El IEA sitúa los ocupados públicos de Sevilla en 143.600 en el tercer trimestre de este año, mientras que eran 150.900 el segundo trimestre. Es decir, 7.300 menos. Teniendo en cuenta que en el segundo trimestre de 2012 eran 161.900, el sector público ha perdido 11.000 empleos en la provincia sevillana en algo más de un año. ANDALUCÍA // El paro bajó entre julio y septiembre en diez comunidades, pero no fue el caso de la andaluza. El desempleo, por contra, aumentó en 6.900 personas, lo que supone un aumento del 0,48 por ciento en relación con el trimestre anterior, lo que deja un total de 1.447.300 parados y sitúa la tasa de paro en el 36,37 por ciento. En los últimos doce meses, el paro aumentó en 23.100 personas, el 1,62 por ciento más. Junto a ello, el número de ocupados descendió en 64.700 personas en los últimos 12 meses, el 2,49 por ciento menos que el mismo trimestre del año anterior, hasta sumar 2.532.300 personas. Jaén, Granada y Almería fueron las provincias con mayor tasa de desempleo, con un 40,37, 38,85 y 38,77 por ciento, respectivamente. En Cádiz ascendió al 37,47 por ciento, en Córdoba al 37,16 por ciento, Huelva (35,42 por ciento) y Málaga (34,38 por ciento). Una tasa de paro del 26% y otra tijera de 12.600 empleos públicos en España El avance que el ministro Luis de Guindos hizo de la EPA en Sevilla se cumplió, pero con matices. El paro bajó en 72.800 personas en el tercer trimestre en España, un 1,2% menos, dejando la cifra de desempleados en 5.904.700 personas, un respiro frente a la cota de seis millones alcanzada en el primer trimestre de este año. La tasa de paro cayó al cierre de septiembre hasta el 25,98%, con el descenso del desempleo más acusado en este trimestre desde 2005, aunque muy próximo al registrado en 2010 (70.800). En el tercer trimestre de este año se crearon 39.500 empleos (un 0,24 por ciento), en contrastre con la destrucción de 96.900 empleos registrado en el mismo trimestre de 2012. De hecho, es la primera vez que se genera empleo en un tercer trimestre desde el año 2010, según destaca el INE. Al finalizar septiembre, el número de ocupados se situó en 16.823.200 personas. Pero, sin embargo, en el último año, el desempleo se ha incrementado un 2,2%, con 126.700 parados más,y se han destruido 497.100 empleos, un 2,9%. Todo el empleo creado pertenecía al sector privado, que registró un incremento de la ocupación de 52.000 personas (0,37 por ciento), su primer crecimiento en un tercer trimestre desde 2007. En contraste, el empleo público se redujo en 12.600 personas (-0,44 por ciento) y ya acumula un ajuste de 161.100 puestos de trabajo en un año (-5,4 por ciento).

  • 1