Economía

Andalucía inicia el ‘tirón’ veraniego a un paso de bajar del millón de parados

Sevilla provincia se desmarca del descenso regional y nacional del desempleo tras concluir su principal campaña agrícola: la del melocotón. Lo mejor: la industria. En la capital 611 sevillanos salieron de las listas del Servicio Andaluz de Empleo en junio pasado y 1.599 en el último año, hasta 87.381 personas sin trabajo en la ciudad.

el 02 jul 2014 / 09:17 h.

TAGS:

Desempleados esperando a que abra una de las oficinas del SAE en la capital hispalense, en concreto en Sevilla Este. / José Luis Montero Desempleados esperando a que abra una de las oficinas del SAE en la capital hispalense, en concreto en Sevilla Este. / José Luis Montero En vísperas del tirón laboral que implica el turístico verano, Andalucía encadenó en junio su tercer mes consecutivo de descenso del paro registrado, encaminándose hacia el objetivo del Gobierno autonómico de bajar de la barrera del millón de personas sin trabajo. La cuestión será saber si, tras cerrarse la temporada estival, este listón volverá o no a superarse allá por el otoño. El dato actual: 1.022.986. De entrada, prudencia. Porque los 14.712 andaluces que salieron el mes pasado de las listas del paro –1,42 por ciento con respecto a mayo– conformaron una cifra inferior a la arrojada en junio de 2013, con 16.442. Ese menor ritmo preocupa, y tanto como el hecho de que menguara el número de afiliados a la Seguridad Social: el promedio de cotizantes de junio de este año fue de 2.691.936, siendo del 1,08 el recorte mensual. Eso sí, en los últimos doce meses, hay en la comunidad 42.065 desempleados menos (-3,95), mientras que las altas a la Seguridad Social crecieron el 44.511, el 1,68 por ciento. Positiva tendencia si tenemos en cuenta que ya se está creando empleo y no destruyendo –esto último sí ocurría al analizar el periodo junio de 2012-junio de 2013–. Sin campañas agrarias de envergadura, fue la agricultura la única actividad que sumó desempleados durante el mes pasado: 4.258. Pero ocurre todas las primaveras. En cambio, los servicios, que preparaban la campaña veraniega, vieron reducirse sus parados en 8.950; en 2.980, la construcción –aquí habría que contabilizar ya los efectos del plan rescate concebido por la Junta de Andalucía–; y en 2.037, la industria. Mientras, el colectivo sin empleo anterior reveló 5.003 personas menos en su negra lista, y ello a pesar de concluir en este mes el curso escolar y aumentar los demandantes. Pero es el análisis interanual el que nos ofrece con certeza cómo se comportan laboralmente los distintos sectores. En porcentajes, el principal descenso corresponde a la construcción (20,13 por ciento), seguida de la industria (15,23 por ciento), frente a las raquíticas cifras afloradas para los servicios (0,9 por ciento) y el colectivo sin empleo anterior (0,84) y el apreciable aumento (15,95) del campo. Quedan las contrataciones como tercer elemento para calibrar la evolución del mercado laboral andaluz. Y la siguiente tanda de datos también nos llaman a la prudencia. En el conjunto de la comunidad se rubricaron 327.214 contratos, 17.308 menos (un -5,02 por ciento) con respecto a mayo. En los últimos doce meses, sin embargo, la tendencia deriva en positiva: 42.743 (incremento del 15,03 por ciento). Y de aquel volumen, indefinidos fueron 12.378 –el 3,78 por ciento sobre el total–, con alza mensual del 5,45 por ciento e interanual, del 15,80 por ciento. En cuanto a los temporales, que constituyeron la inmensa mayoría (314.836), se recortaron un 5,21 por ciento en junio, si bien aumentaron un 14,49 por ciento sobre idéntico mes de 2013. El desempleo se redujo, por tanto, en Andalucía y también lo hizo en el conjunto del Estado –122.684 personas, el 2,68 por ciento sobre mayo (a 4.449.701), y 313.979 en un año, el 6,59 por ciento–. En cambio, la provincia de Sevilla se desmarcó. En efecto, que terminara la campaña agraria más importante para el empleo en esta provincia, la del melocotón y la nectarina, y el hecho de que la Feria de Abril se celebrara íntegra en mayo elevaron el listado de parados en 308, el 0,13 por ciento mensual. Sin embargo, el cómputo anual arroja un recorte del 2,71 por ciento, equivalente a 6.846 personas. Es así como el campo sumó 1.215 trabajadores al desempleo y los servicios, 819. Por contra, la industria restó 552, la construcción, 411, y el colectivo sin empleo anterior, 763. Si tenemos en cuenta el último año, el recorte alcanza el 16,10 por ciento en la construcción y el 13,43 por ciento en la industria, pero la agricultura agregó un 5,75 por ciento de personas sin poder trabajar, el colectivo sin empleo anterior, el 1,05 por ciento, y los servicios, un 0,81 por ciento. El revés laboral de junio también se constata en las afiliaciones a la Seguridad Social: 6.091 menos (0,94 por ciento) como promedio del mes, aunque 6.734 más en un año, un 1,06 por ciento). Y en cuanto a las contrataciones, 68.340 se firmaron el mes pasado, un 11,89 por ciento menos sobre mayo, tendencia negativa que también se registra en términos interanuales (-2,61 por ciento). El batacazo fue en el empleo indefinido: -1,23 por ciento mensual y -50,16 interanual. Y llegamos a Sevilla capital: 611 desempleados menos en junio, hasta los 87.381, un 1,79 por ciento interanual menos (1.599 personas).

  • 1