El Parque Comercial PISA cierra 2013 con un superávit de 60.746 euros

La asamblea general de la comunidad de propietarios renueva en su última reunión a Enrique Barbasán como presidente y presupuesta para el presente ejercicio más de 568.000 euros

el 19 abr 2014 / 21:30 h.

15678573 La asamblea general de la Comunidad de Propietarios del Parque PISA vuelve a confiar en Enrique Barbasán como presidente de dicha comunidad. Tras tres años de gestión, Barbasán renueva su cargo con un claro objetivo: seguir en la misma línea de crecimiento y mejora de este parque comercial. Dicha reunión, celebrada a principios de mes, sirvió también para aprobar las cuentas del último ejercicio. Pese a la difícil situación económica y a la rebaja del 10% en las cuotas de los empresarios –que supone un ahorro de aproximadamente 56.800 euros– situados en este parque de Mairena del Aljarafe, el Pisa cierra 2013 con superávit de 60.746 euros. Para este año, la comunidad de propietarios del Parque Comercial PISA prevé cumplir con un presupuesto de 568.920 euros. De este montante, se destinarán 250.000 euros para el servicio de seguridad, 58.300 euros para jardinería y 73.000 euros para la limpieza de viales, entre otras partidas. A su llegada a la presidencia hace tres años, Barbasán se encontró con un «gran volumen de impagos», algo que se ha ido recuperando durante este trienio. A día de hoy el PISA no sólo cuenta con más de un 90% de ocupación, sino que gracias a la tesorería y a las rebajas a los empresarios, estos pueden ser «más competitivos», asegura Barbasán. Más de 800 empresas conforman este parque, que emplea a cerca de 10.000 personas. Puesto que se trata del primer ecopolígono español, en sus 52 hectáreas de naves y edificios no hay lugar para empresas que emitan gases contaminantes, de ahí que los sectores que más crezcan sean el lúdico y el deportivo, según su presidente. Además, «también repuntan los comercios dedicados a la moda flamenca», indica Barbasán. Hecho por el que está en trámite la solicitud de la denominación como centro comercial abierto. Uno de los puntos fuertes de este polígono es la seguridad. El PISA está considerado el espacio empresarial más seguro de España, ya que cuenta con una vigilancia privada con personal, vehículos y cámaras que complementa el cerramiento perimetral del parque. Un servicio que, según su presidente, supone un ahorro para los empresarios, «ya que en la mayoría de polígonos tienen que invertir en sistemas de seguridad para sus naves, algo que en el PISA no es necesario». El modelo de gestión es otra de las bazas de este parque comercial. Para muchos empresarios el PISA es modelo a seguir, tal y como quedó patente el Congreso Nacional de Parques Empresariales. Lejos de entenderse como una entidad de conservación, la comunidad de propietarios de este parque comercial asume el compromiso de financiar los servicios que hacen del Parque PISA el polígono de referencia. Pero en esta nueva etapa, Barbasán quiere seguir mejorando. De ahí que uno de sus grandes retos para estos próximos años sea las comunicaciones con el parque. En la asamblea en la que renovó su cargo, Barbasán apuntó a la necesidad «vital» de que las administraciones autonómicas y locales impulsen la construcción de la pasarela peatón que uniría dicho polígono con la línea 1 de metro, que apenas está a 500 metros. Y es que el paso de la autovía entre las instalaciones del metro y el parque dificulta el uso del transporte público. Aunque el presidente del Parque PISA sostiene que la instalación de un semáforo y un paso de peatones solucionaría este problema, asegura que lo mejor sería realizar dicha obra –con un presupuesto de 800.000 euros, que en un principio estaba recogido en el proyecto de red de carriles bici de la Junta– para no entorpecer el tráfico. Además, Barbasán prevé convertir el PISA en el Silicon Valley español, para que los empleados puedan trabajar con red wi-fi en las zonas verdes.

  • 1