Local

"El parque de los Perdigones parece un asentamiento con los indigentes"

Víctor M. Díaz es presidente de la Asociación de Vecinos Concejal Alberto Jiménez-Becerril (Macarena).

el 17 feb 2013 / 23:37 h.

TAGS:

Víctor Manuel Díaz, presidente vecinal de Concejal Alberto Jiménez-Becerril, pide más control sobre los eventos que se hagan en el parque.
-->-->-->

La lucha por erradicar el asentamiento de los Perdigones le llevó hace cinco años a ocupar la presidencia de la asociación vecinal Concejal Alberto Jiménez-Becerril, en el Distrito Macarena. Años más tarde dijo no al proyecto de hacer un aparcamiento en el parque que tanto había costado. Ahora Víctor Manuel Díaz Salgado pide que se haga cumplir la ley en una zona castigada por la indigencia y la falta de control.

-¿Qué pasa con el aparcamiento que reclamaba la zona?

-La idea de hacerlo bajo el parque de los Perdigones quedó totalmente descartada. Nos opusimos hace unos años, porque ya se estaba haciendo un parking similar -subterráneo y de cuatro plantas- como veníamos solicitando en un solar donde hoy se levanta la Escuela de Enfermería, que, por entonces, era una zona deportiva que los vecinos cedimos al Instituto Municipal de Deportes (IMD) para un polideportivo. Pero no sólo no se ha hecho, sino que esos terrenos han pasado a la Universidad de Sevilla sin nuestro conocimiento. Las últimas noticias que tenemos del aparcamiento es que una de las cuatro plantas ya la ha habilitado la Universidad y del resto no sabemos nada.

-¿Con qué se quedó el IMD de todo el terreno cedido?

-Con los 2.000 metros cuadrados que están pegados a la Facultad de Odontología. Están considerados zona deportiva pero nadie se explica por qué lo usa la Universidad de Sevilla como aparcamiento privado, cuando eso no es propiedad de la Universidad y nosotros estamos muy escasos de zonas deportivas.

-¿Qué dice el distrito?

-Hemos preguntado a través de la junta municipal qué ocurre con esos 2.000 metros y con el aparcamiento de cuatro plantas que estaba al 50% para el IMD y al 50% para la Universidad. Lo último que sabemos es que el aparcamiento pertenece ya por completo a la Universidad y no sabemos a cambio de qué. Es decir que nos hemos quedado sin aparcamiento, sin solar y sin zona deportiva.

-Ante este panorama, ¿qué hoja de ruta va a seguir?

-Hasta que no nos digan qué es lo que ocurre, solo podemos protestar y pedir información a través de la junta municipal de distrito. Todos los problemas que tenemos aquí es porque ninguno de los ayuntamientos cumplen con la normativa suya. El 80% de los problemas desaparecería cuando el Ayuntamiento hiciera cumplir la normativa existente.

-¿No fue esto lo que Zoido prometió al barrio?

-Sí, en la última visita que nos hizo, un mes antes de las elecciones municipales, el actual alcalde nos prometió que la mayoría de nuestros problemas se solucionaban poniendo los servicios municipales a funcionar, que según él no funcionaban. Pero él ya lleva año y pico y los servicios siguen sin funcionar.

-La plataforma Basta Ya ha alertado del creciente problema de indigentes y gorrillas en este sector de la Macarena, ¿es así?

-Es uno de los problemas más gordos que tenemos. Esta asociación es completamente solidaria y se hace cargo del problema que sufren estas personas, pero ello no es óbice para el comportamiento de algunos. No entendemos por qué el Ayuntamiento por no cumplir con la normativa existente nos carga con este problema. Por ejemplo, en Paseo Juan Carlos I hay tiendas y asentamientos que generan suciedad y conflictividad. Los levantan y los quitan, y se vuelven a poner. Desde el Consistorio nos confiesan que no tienen medios suficientes para erradicarlos

-¿Qué solución propone?

-En la asociación no somos políticos, los que se hayan presentado a dirigir la ciudad son los que tiene que dar la solución, y si no saben quizás haya que buscar a otras personas. Le hemos orientado que quizá se deba habilitar una zona para estas personas que hacen de todo en este parque. Además el Ayuntamiento no hace cumplir sus normativas de parque urbano y permite ciertas actividades prohibidas, como perros sueltos... En definitiva, esto puede terminar peor que cuando teníamos el asentamiento.

-Y está pasando factura a esta zona verde...

-Mucho. Además el parque está siendo utilizado para determinados eventos para los que no está preparado y que están deteriorándolo. Es el caso de el Día Mundial de la Paz con las velas que manchan los paseos y no se pueden quitar o la Velá de la Macarena, cuyos camiones de montaje están destrozando bordillos y pavimentos sin que nadie exija su inmediata reposición.

-También ha denunciado públicamente desperfectos en las calles cercanas...

-Sí, la calle peatonal que hay entre el parque y los bloques se está hundiendo y ello afecta a garajes y trasteros. Todos los Ayuntamientos lo saben. Por aquí pa­san coches, motos y todo tipo de vehículos, pues le falta la señal de prohibición desde 2003 en una de las entradas. Además nadie viene a limpiarlo, por lo que el Ayuntamiento no está cumpliendo con el pago de servidumbre que nos impuso y por el que se hacía cargo de su mantenimiento.

-Todo ello en una zona acústicamente saturada...

-Tenemos todos los ruidos del mundo porque se concentran muchos bares en la zona. Más de la mitad no tiene licencia para poner veladores e incumplen con el horario de cierre y las tareas de limpieza. Al otro lado del río, hay incluso una discoteca que si sigue igual que el año pasado tomaremos todas las medidas legales contra el Ayuntamiento y los propietarios por incumplimiento de las leyes contra el ruido.

 

  • 1