Local

El parque infantil de tráfico sigue abandonado tras cuatro años

El Consistorio no tiene fecha para terminar el proyecto, para el que faltan 120.000 euros

el 27 oct 2011 / 19:01 h.

TAGS:

El parque infantil de tráfico, junto a la Plaza de España, presenta un estado lamentable tras cuatro años cerrado.

Alrededor de 5.000 niños pasaban todos los años por el parque infantil de tráfico situado junto a la Plaza de España, hasta que en 2007 cerró por el mal estado de sus instalaciones. Entonces se planificaron las obras para un nuevo edificio y el arreglo de las pistas. Tras cambios en el proyecto, ahora el Ayuntamiento no tiene dinero para rematarlo y abrir por fin la escuela de circulación vial preferida por niños y colegios. Unos 120.000 euros hacen falta para ponerlo en marcha, un dinero que no llega, pese a que el Consistorio destina partidas mucho más cuantiosas a asuntos como la decoración floral navideña. Por ahora, no hay fecha para una próxima apertura del centro de seguridad vial.

El servicio de prevención de riesgos laborales avisó en 2007 de las deficiencias del viejo edificio del llamado Centro de Educación Vial, con techos de uralita, filtraciones de agua, una instalación eléctrica defectuosa, agujeros, humedades... Dado que la comisión de riesgos laborales y los arquitectos consultados aseguraron que la única solución era levantar un nuevo edificio, el Ayuntamiento gobernado por Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE) cerró al público las instalaciones y convocó el concurso.

En marzo de 2009 la empresa Istem S.L. se hizo con la adjudicación de la obra del nuevo edificio y la rehabilitación de las pistas. Pero ese mismo año, una denuncia ante la comisión provincial de Patrimonio de la Consejería de Cultura de la Junta obligó a reducir la volumetría del proyecto, rebajando la altura del edificio casi dos metros para evitar el impacto sobre la cercana Plaza de España.

En el verano del pasado año se retomaron las obras, pero los cambios encarecieron el proyecto. Al tiempo, se registraron robos y destrozos, lo que provocó que se tapiaran puertas y ventanas. Puertas metálicas de aseos, instrumentos de soldadura o desbrozadoras desaparecieron. La empresa incluso retiró el aire acondicionado para evitar que también lo robaran y las caracolas instaladas de forma provisional fueron destrozadas.

Mientras, el edificio y las pistas siguen abandonados y el nuevo Ayuntamiento sólo apunta que es "un problema heredado" y que no hay fecha de apertura. Tras una inversión de medio millón de euros, según fuentes consultadas, faltan unos 120.000 euros para acabar la obra que, según la empresa, requiere sólo un mes y medio de trabajo.

Lo cierto es que los colegios de Sevilla se han visto privados de un centro de Educación Vial que era muy apreciado por profesores y alumnos de tercero y cuarto de Primaria y que evita que los propios colegios tengan que improvisar pistas de circulación en sus propios patios para impartir dichas clases.

  • 1