Local

El paso atrás de Monteseirín

El alcalde anuncia que cederá su «espacio» a Espadas desde el lunes

el 04 ene 2011 / 12:39 h.

TAGS:

El alcalde, con la delegada de Hacienda y responsables de la Raza, ayer.

"A partir del 10 de enero es hora de dejar sitio a las personas que llegan con proyectos de futuro (...) Juan Espadas debe ser el único y absoluto protagonista". Alfredo Sánchez Monteseirín entona ya su adiós al primer plano de la política municipal que ha ocupado durante doce años. Serán cinco meses en los que el regidor afirma que dará ese paso atrás que le había reclamado el partido y que viene ensayando, en mayor o menor medida, desde la vuelta del verano. Anuncia que reducirá su agenda pública, que se centrará en reuniones internas y que no tendrá una participación activa en la campaña electoral.

Ésa es su propuesta para "los últimos minutos de un partido", tras el que Monteseirín confía en llevarse "en su mochila" todo el desgaste arrastrado por el Gobierno local en los últimos doce años.

Pero esta desaparición de la escena está limitada por dos factores. El primero, lo volvió a difundir el propio alcalde en su conferencia en el marco de los desayunos de La Raza: Monteseirín ha iniciado una campaña de difusión de los avances de la ciudad. Sevilla se ve, aunque sin presencia de rostros políticos, supone una puesta en valor de la ciudad que se traslada a través de vídeos, soportes publicitarios y una reforzada participación en Fitur y en eventos en Madrid y Nueva York. "Voy a aprovechar todas las oportunidades para difundir la ciudad (...) Vamos a echar el resto y a trabajar hasta el último minuto", explicó el alcalde.

El segundo, también los esbozó el propio regidor. El paso atrás que anuncia Monteseirín lo dará en un periodo para el que ayer fue capaz de enumerar veinte proyectos, muchos de ellos con una importante carga simbólica para el Gobierno local, que deben culminarse antes del mes de junio. Se hagan o no inauguraciones como tales, son iniciativas gestionadas por el alcalde en cuya conclusión tendrá un papel determinante.

Pese a esto, Monteseirín ya da señas de un cambio de ciclo. Ni una palabra sobre proyectos o debates de futuro -salvo la reiteración de su deseo político de que las elecciones locales sean a doble vuelta- ni una mención crítica con el PSOE que optó por una opción distinta a la suya, y palabras de elogio para su candidato: "Está haciendo muy bien las cosas. Huye de los actos que suenan a ficticios como los del candidato del PP y hace un buen trabajo con muchos sectores sociales. Ha demostrado una gran capacidad. Es un buen candidato y será un mejor alcalde".

Su mirada se centra ya más en su pasado como gestor. En sus pactos con una IU que "ha trabajado mucho y bien" y en su gestión: "Se recordará porque hemos hecho muchas cosas. Pero soy un perfeccionista. Me gustaría haber hecho algunas más rápidamente, otras con menos molestias, o haber sido más duro con determinados intereses grupales (...) Pero las hemos hecho bien".

Sobre su futuro, todo aún en el aire. Sólo una petición: "Si se piensa en mí para un cargo político, que sea fuera de Sevilla. Para descomprimir la cabina".

  • 1