Deportes

El paso clave hacia el éxito

Mientras el objetivo esté en juego, todos los partidos que restan hasta el final del campeonato serán importantes, aunque el de hoy contra el Valencia sin duda es especial. Ganar al principal perseguidor en la lucha por disputar la Liga de Campeones supondría dejarla prácticamente sentenciada.

el 16 sep 2009 / 01:32 h.

Mientras el objetivo esté en juego, todos los partidos que restan hasta el final del campeonato serán importantes, aunque el de hoy contra el Valencia sin duda es especial. Ganar al principal perseguidor en la lucha por disputar la Liga de Campeones supondría dejarla prácticamente sentenciada.

Quedan sólo ocho jornadas por delante, 24 puntos en juego, y el Sevilla tiene ocho de ventaja sobre el Valencia y nueve sobre el Villarreal. La lectura es muy clara: ganando hoy, la diferencia respecto al equipo de Unai Emery se dispararía hasta los once puntos, a lo cual habría que añadir un average particular favorable tras el 0-0 de la primera vuelta; respecto al de Manuel Pellegrini, la renta podría ser de doce si cae ante en Zorrilla tras haber puesto fin al sueño europeo y el Sevilla, que saldrá al campo conociendo su resultado, vence. Y todo ello quedando, después de esta 31a jornada, 21 puntos en litigio.

Muy mal tiene que hacer las cosas el equipo de Manolo Jiménez para dejar escapar una de las cuatro primeras plazas. Sin embargo, todavía le queda camino por recorrer y el tramo más duro empieza hoy en la ciudad del Turia. El Valencia es la primera piedra de una semana especialmente dura en la que debe dar su mejor nivel para salir airoso. El próximo miércoles espera el Barcelona en el Camp Nou y tres días más tarde el Real Madrid de Juande Ramos, en el Sánchez Pizjuán. ¿Alguien da más?

Por todo ello, qué mejor que salir a por todas esta tarde en busca de una victoria que allane el camino hacia el objetivo y, de paso, permita afrontar los dos próximos partidos sin la obligación de puntuar para no tirar por tierra la ventaja. Enfrentarse al líder del campeonato con urgencias puede ser peligroso, tanto como hacerlo en casa -donde el Sevilla no rinde como debiera- frente al Real Madrid y, encima, arrastrando cansancio por el esfuerzo realizado durante la semana.

Los buenos resultados cosechados en las últimas visitas ligueras a tierras valencianas y el hecho de haber salido vencedor del reñido mano a mano mantenido en la Copa del Rey son motivos para el optimismo en Nervión. Eso y el excelente rendimiento del equipo lejos de casa. Tras haber igualado el récord de victorias establecido por el Sevilla de Luis Aragonés en la temporada 94/95 y el de Juande en la 06/07, hoy el de Jiménez puede establecer un registro histórico: nueve triunfos como visitante. Los propios futbolistas reconocen que juegan mejor lejos del Sánchez Pizjuán, donde sólo Valladolid y Sporting han logrado tumbarles hasta la fecha.

Dada la intensa sucesión de partidos que espera en apenas siete días, Jiménez ha desplazado a 21 futbolistas. Entre ellos, y como principales novedades, Konko y Acosta. Según el técnico, ambos se encuentran recuperados de sus lesiones. También han viajado Crespo y David Prieto, el gran damnificado de la eliminación copera. No lo han hecho, en cambio, Drago y Fazio, a quienes confía tener a su disposición durante la semana para dar respiro a alguno de los titulares.

La principal incógnita está en saber si Jiménez apostará por alinear juntos a Duscher, Renato y Romaric -éste último en la banda- o si, por el contrario, dará la titularidad a un extremo como Diego Capel. El papel que desempeñe Renato, tras una semana en la que no ha podido trabajar a pleno rendimiento, tendrá mucha influencia en el resto del once: si juega de pivote, Romaric pasaría a la banda; si lo hace de media punta, Jiménez dejaría a uno de sus delanteros en el banquillo.

Teniendo en cuenta lo mucho que hay en juego y que enfrente estará un rival directo, las decisiones hay que tomarlas con especial seguridad. El Valencia llega a tope de moral tras haber ganado sus tres últimos encuentros, lo que le ha permitido regresar a zona Champions. Por si fuera poco, tiene ganas de revancha tras la eliminación de la Copa y, con futbolistas como David Villa, especialista en tumbar a los nervionenses a base de goles; Silva, Mata, Joaquín y compañía, se erige en un adversario más que difícil. Pero, por la cuenta que trae, más vale ganarle que tener que buscar la victoria ante Barcelona y Real Madrid.

  • 1