Cofradías

El paso de Regla pone rumbo a Madrid

La hermandad de los Panaderos inicia su ‘peregrinaje’ a la capital de España con motivo de la JMJ

el 05 ago 2011 / 21:05 h.

Los costaleros de la Virgen de Regla maniobran para embarcar en el tráiler el paso de palio de la hermandad de Los Panaderos que participará en la Jornada Mundial de la Juventud.

La hermandad de Los Panaderos ya ha puesto su primera pica en Madrid. Hasta la capital de España emprendió viaje anoche el paso de palio de la Virgen de Regla, avanzadilla de la embajada sevillana que acudirá entre los próximos días 16 y 21 al encuentro del Papa Benedicto XVI con jóvenes de todo el mundo en la ciudad del Manzanares.


Ante la mirada de las decenas de curiosos que se dieron cita en la calle Orfila, el paso de la dolorosa del Miércoles Santo -uno de los 15 conjuntos escultóricos representativos de la Semana Santa española que escenificarán las estaciones del Viacrucis de la Jornada Mundial de la Juventud- fue embarcado anoche en el interior del trailer que habría de conducirlo hasta Madrid.


Realizada en plena calle y a la vista de todos, la maniobra de embarque de tan singular mercancía, requirió, no obstante, de grandes dosis de organización y logística. En primer lugar fueron los costaleros de la cuadrilla que manda Pepe Monge los que, desde el interior de la capilla de San Andrés plantaron la parihuela en la calle Orfila, lugar al que accedió el gigantesco trailer aculando sus 14 metros de longitud desde el cruce con Laraña.
Este trailer, de los denominado de lona, ha sido cedido por la empresa sevillana División de Transportes del grupo logístico J. L. Pantoja, cuyo director, Alejandro Marchena, supervisó anoche a pie de obra la operación de embarque. Una vez en el interior del trailer, las andas, depositadas sobre una alfombra antideslizante, fueron convenientemente ancladas a las paredes del habitáculo, tensándolas desde las zambranas para evitar el más mínimo movimiento durante el largo trayecto.


"Se ha recontado varias veces hasta el último tornillo para que luego no haya sorpresas en Madrid", aseguraba el hermano mayor de Los Panaderos, Emilio Santiago, con las maletas preparadas para el viaje.


Víctor García, el experimentado conductor del trailer, podrá contar el día de mañana a sus nietos que él estaba al volante de tan insólita mudá rodante del paso de la Virgen panadera hasta la madrileña Puerta del Sol. Por delante, 7 horas y 20 minutos de viaje hasta Madrid, tras la preceptiva parada de descanso para el conductor, que por más señas se declara cofrade y costalero del Nazareno de la Fuensanta de Morón, cuya efigie lleva serigrafiada en la cabina de su camión.


Junto al palio de la dolorosa, en ese trailer viajaron además una parte de las piezas de la candelería, la cera del paso que se fundirá en Madrid, el pollero y el manto procesional de la dolorosa convenientemente enrollado, como también las insignias de aquellos grupos jóvenes y varas de hermanos mayores de las numerosas hermandades de la diócesis que se han decidido por acompañar a la cofradía del Miércoles Santo en tan histórica jornada.

Para Madrid viajaron anoche también decenas de cajas repletas de recuerdos de la hermandad (desde abanicos, llaveros y más de 12.000 estampas) que la corporación del Miércoles Santo venderá en Madrid, gracias a que la parroquia del Carmen, sede provisional de la cofradía en la capital de España, le ha permitido instalar una mesa petitoria a las puertas del templo durantelos días del triduo.

  • 1