Deportes

El patrón del BMW Oracle deja plantado al del Alinghi en la rueda de prensa oficial

el 06 feb 2010 / 17:36 h.

El suizo Ernesto Bertarelli, presidente del sindicato suizo Alinghi, defensor de la 33ª Copa del América de vela, ha lamentado hoy que su homólogo estadounidense Larry Ellison de BMW Oracle, haya cumplido su anuncio de no asistir a la rueda de prensa conjunta con su rival organizada por el Consorcio.

Bertarelli ha señalado esta tarde, en el acto oficial en el que ha sido el único que ha comparecido, que le ha "sorprendido mucho" la ausencia de su rival, pues él "estaría encantado de que Ellison hubiera venido para hablar del futuro".

El presidente del sindicato estadounidense, BMW Oracle, ha cumplido así con las declaraciones que realizó ayer, cuando anunció que su equipo no asistiría a esta rueda de prensa porque Russell Coutts, su director ejecutivo, no fue invitado.

Al respecto, el director de comunicación del Consorcio, Francisco Tormo, ha insistido en que Ellison "no fue bien informado de las razones por las que su patrón no estaba invitado", y ha aclarado que "no es que Coutts no fuera bienvenido", sino que "el acto oficial de hoy se trataba de una rueda de prensa de armadores".

En este sentido, Tormo ha afirmado que "estamos muy tristes de que la primera foto de Ellison y Bertarelli juntos no se vaya a hacer".

Preguntado por los periodistas acerca de los motivos del deterioro de su relación con Ellison, el suizo ha aseverado que "el día de hoy lo resume todo", y que él ha acudido al acto "dispuesto a darle la mano y a estar sentado" junto a su rival, tras lo que ha añadido que "el resto, ya es historia".

Asimismo, Bertarelli ha confesado sentirse "un poco violento" al estar sólo ante los medios representando a Alinghi y ha invitado al patrón del equipo, Brad Butterworth, a comparecer también en la rueda de prensa, quien ha indicado que "será muy emocionante ver acelerar a dos barcos capaces de alcanzar tanta velocidad".

Por otra parte, el propietario de Alinghi ha destacado la importancia de la seguridad en esta competición, y ha realizado un llamamiento a los espectadores que quieran ver la regata, quienes "deben tener especial cuidado", ya que "esta vez no estamos en verano".

"No deseo inseguridad para nadie", ha subrayado al respecto, a lo que ha añadido que espera que "nos divirtamos todos en buenas condiciones".

Para el presidente del sindicato suizo, la 33 Copa del América "es una regata entre barcos" y no entre Ellison y él, y ha asegurado que esta edición "será recordada por las buenas razones" e "inolvidable por los barcos y la tecnología".

Respecto a su participación en la competición a la caña del catamarán, ha afirmado que su mayor contribución en esta edición en este apartado "no es algo que me tome a la ligera", y ha resaltado que "es importante que el armador esté en el barco para apoyar al equipo".

Ante "una regata ajustada", Bertarelli ha remarcado que existen "dos resultados posibles" y que se trata de un duelo sin un ganador "seguro", un aspecto en el que, para el suizo, reside "la emoción" de toda competición.

"Cada vez que vas a la batalla te tienes que poner nervioso", ha señalado el representante de Alinghi, quien ha asegurado que, ante un BMW "formidable y con un barco impresionante", la adrenalina y la emoción "serán buenas".


Desde 1851. En 1851, un barco de nombre America ganó la Copa de las 100 Guineas, el premio de una regata alrededor de la Isla de Wight, en Inglaterra. Los ganadores, miembros del New York Yacht Club, donaron el trofeo a su club con la condición de que se convirtiera en una copa de “desafío”. Nacía así la America’s Cup, cuyo nombre hace referencia al barco que la ganó por primera vez, no al continente americano.

La America’s Cup es una competición basada en el desafío, y en la que el club náutico que la gana se encargará de organizar la edición siguiente y dictar las reglas que la gobiernen. Está considerada el trofeo deportivo más antiguo del mundo.

En esta 33 America’s Cup se enfrentarán dos enormes multicascos. Las velocidades de estos colosos son mucho mayores de las que jamás se han visto en los casi 160 años de historia de esta competición. De ellos se espera que revolucionen totalmente las tácticas del Match-Race.

En el transcurso de sus entrenamientos, las tripulaciones han reportado velocidades por encima de los 25 nudos en apenas 10 nudos de viento...

La 33 America's Cup se disputará estrictamente bajo las reglas del Deed of Gift. Se ha especificado que el enfrentamiento se realice en barcos de 90 pies de eslora por 90 pies de manga (27,4 metros por 27,4 metros). En base a este requerimiento, el desafiante Golden Gate Yacht Club desarrolló su trimarán BOR (BMW ORACLE Racing) 90, rebautizado USA 17, mientras que la defensora Société Nautique de Geneve optó por un catamarán gigante, el Alinghi 5.

El Deed of Gift Match se decidirá al mejor de tres enfrentamientos, que se realizarán sobre dos clases de recorridos: la primera y tercera regatas se disputarán sobre un trazado simple con un tramo de ceñida y un tramo de popa hasta completar 40 millas; la segunda regata constará de 39 millas, y consistirá en un triángulo con tres tramos de 13 millas, uno de ceñida y dos de través.

Las tripulaciones del Challenger –BMW ORACLE Racing– y el Defender –Alinghi– cuentan con muchos de los mejores regatistas del mundo, que competirán a bordo de ingenios tecnológicos nunca vistos que suponen un salto inédito en velocidad y desarrollo respecto a la 32ª America’s Cup, celebrada en Valencia en verano de 2007.

El Consorcio Valencia 2007 es la encargada de la organización de la 33 America’s Cup y de su comunicación.


  • 1