Local

El PCA pasa de puntillas por el relevo de Valderas

Los comunistas quieren debates de "estrategias" y no "presidencialistas"

el 27 ene 2013 / 19:48 h.

TAGS:

Mariscal y Valderas, en una foto de archivo.

El secretario general del Partido Comunista de Andalucía (PCA), José Manuel Mariscal, llamó ayer a la "movilización social" para hacer frente a "los olvidos de Madrid para con Andalucía". Además, de cara a la próxima Asamblea Andaluza de IU, prevista para la próxima primavera, defendió primar los debates sobre las "políticas y estrategias" del partido por encima de "debates presidencialistas", en referencia al posible relevo de Diego Valderas.


"Los debates presidencialistas los dejamos para otras formaciones políticas", sentenció Mariscal en declaraciones a los periodistas antes de que diera comienzo la reunión del Comité Central del PCA, su máximo órgano entre congresos, que se celebró ayer en Sevilla, y en el que los comunistas, según explicó su líder, debatieron un informe político y analizaron "las condiciones de explotación del pueblo trabajador".


De esta manera, Mariscal aseguró que, ante la Asamblea de IU, lo primero es "hablar de política y estrategia", para, posteriormente, "ver quién puede dirigir mejor el proyecto". El secretario general del PCA reiteró que su formación rechazará el Pacto por Andalucía que propone el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, "si favorece los intereses de la banca y el capital", desde el convencimiento de que "es imposible hacer equilibrios entre esos intereses y los del pueblo trabajador", de forma que "o se está con unos o con otros". Insistió en advertir de que "no va a permitir en absoluto que ese pacto diluya las medidas más progresistas" que contemplaba el acuerdo de gobierno alcanzado entre PSOE-A e IU tras las pasadas autonómicas.


En relación a la marcha del Gobierno regional, Mariscal dijo que "aún no ha pasado el tiempo suficiente" como para realizar un balance, pero destacó que, hasta el momento, el Ejecutivo andaluz ha mostrado una "fuerte resistencia" a los "recortes" del Gobierno central, que, en su opinión, "tratan de atenazar la prestación de los servicios públicos" por parte de las comunidades. A su juicio, IU, a pesar de estar gobernando, en alusión al PSOE, "con un partido al que los comunistas han criticado tanto durante los últimos 30 años, y al que siguen responsabilizando de muchos aspectos de la situación actual de Andalucía", está siendo "capaz de convertirse en un referente político útil para el pueblo trabajador" .

  • 1