Local

El peatón atropellado mortalmente en Tablada "irrumpió" en la calzada

En la zona no había paso de cebra. Como causa secundaria, la Policía apunta a un exceso de velocidad de la motocicleta.

el 10 oct 2013 / 16:47 h.

TAGS:

La Policía Local de Sevilla considera que el atropello de una motocicleta a un peatón ocurrido el pasado dos de septiembre en la  avenida Juan Pablo II, a consecuencia del cual fallecieron tanto la  conductora de la moto como el peatón, tuvo como "causa principal" la  irrupción de éste en la calzada, "interponiéndose en la trayectoria  de la moto, al cruzar la vía por una zona no habilitada para el paso  de peatones".   El accidente mortal se produjo en la calle Juan Pablo II, en Tablada. El accidente mortal se produjo en la calle Juan Pablo II, en Tablada. En la ampliación de atestado elevada esta semana al Juzgado de  Instrucción de Sevilla que investiga el caso, consultada por Europa  Press, la Policía Local considera que esa pudo ser la "causa  principal" del fatal suceso en el que perdieron la vida tanto la  motorista, de 40 años, como el peatón, de 80 años, quien cruzó por  una zona sin paso de cebra y donde la conductora "goza de prioridad  de paso, tal y como establece el Reglamento General de la  Circulación". No obstante, y como causa "secundaria", la Policía alude a la  velocidad de la moto, pues "aunque en el caso de los resultados  obtenidos para las velocidades mínimas se aproximan al límite  permitido aunque superándolo, en el caso de las velocidades máximas  se sobrepasa los 60 kilómetros por hora". En este sentido, concluye que la motorista circulaba a una  velocidad de entre 51,37 y 66,02 kilómetros por hora, superior en  todo caso a la velocidad máxima permitida en casco urbano, que es de  50 kilómetros por hora, dice la Policía en el atestado al que ha  tenido acceso Europa Press. De igual modo, la Policía Local señala, respecto a la "falta de  reacción" por parte de la conductora, que la misma "pudo deberse a  distintas circunstancias", todo ello "teniendo en cuenta que no hay  ninguna información sobre algún posible obstáculo que influyese en la  visibilidad de ambos implicados". Así, y dentro de las "muchas posibilidades o hipótesis", apunta en  primer lugar a "una falta de atención a la conducción de la  conductora de la motocicleta, que le hizo no reaccionar ante la  presencia del peatón, que tuvo que cruzar previamente al lugar del  atropello tres carriles de circulación", añadiendo que "la  visibilidad de la conductora sí estaría algo disminuida por el casco  integral". NO HABIA HUELLA DE FRENADA. En segundo lugar, alude a una posible maniobra del peatón  "repentina y no esperada" por la conductora, "que aunque consciente  de la presencia del peatón, le hiciese pensar que no iba a cruzar  hasta que pasara la moto", una maniobra que "podría consistir en  haberse detenido y reanudar repentinamente la marcha o, como  manifiesta un testigo, aligerar el paso en vez de detenerse y dejar  pasar la moto". Como última posibilidad de la falta de reacción de la motorista,  alguno de cuyos herederos está representado por el abogado Andrés  Avelino Romero, apunta que hubieran combinado las dos anteriores,  "uniendo a una falta de atención a la conducción o distracción de la  conductora una maniobra repentina e inesperada del peatón". En el atestado, la Policía llama la atención sobre el hecho de  que, en la zona, no hubiera huella de frenada, lo que indica que  "prácticamente no hubo reacción de la motorista ante la presencia del  peatón, tan sólo una posible maniobra de esquiva hacia la derecha,  haciendo muy próximos, casi coincidentes, el punto de percepción real  con el punto de colisión". Según la Policía Local, la colisión con la moto hizo que el peatón  saliera despedido hasta una distancia aproximada de entre 18 y 20,60  metros.

  • 1