Local

El 'Pekín-Express' de los líderes

Griñán, Arenas y Valderas han recorrido en 15 días una media de 9.000 kilómetros por Andalucía, el equivalente a viajar desde la comunidad a la capital china. Hoy descansarán con sus familias.

el 20 may 2011 / 20:39 h.

TAGS:

Dicen los políticos que en campaña pierden kilos. Y es que, en 15 días, los líderes regionales de PSOE, PP e IU han recorrido más de 9.000 kilómetros, como si hubieran viajado de Sevilla a Pekín. A una media de dos y tres actos diarios, José Antonio Griñán, Javier Arenas y Diego Valderas desayunaban, comían y cenaban en una ciudad distinta. En sentido figurado, pues lo de adelgazar no se debe solo al ejercicio sino a una alimentación desequilibrada.

 

Arenas es el que más actos electorales y más kilómetros ha recorrido. El PP ha echado el resto en unas municipales cuyos resultados consideran la antesala del asalto a San Telmo. Y no solo lo piensan los populares andaluces sino también en Génova. No en vano, hasta cinco veces ha pisado el líder nacional, Mariano Rajoy, suelo andaluz. Otros 20 dirigentes nacionales han arropado a los candidatos andaluces en 72 actos. Por ello, los populares presumían ayer de su "orgullo" por "enseñar a Rajoy" frente a "otros que esconden a sus líderes".

Zapatero solo ha venido un día a Andalucía, concretamente a un mitin en Sevilla. En la antesala de la campaña, se habló mucho de si su marca sumaba o restaba a los alcaldables del PSOE y de la conveniencia o no de que despejara la incógnita sobre su sucesión. Finalmente anunció que no será candidato en 2012 y que tras las municipales se abriría un proceso de primarias. Inmediatamente las miradas se tornaron hacia el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y a la titular de Defensa, Carme Chacón, como posibles competidores en la carrera sucesoria. Ambos sí se han prodigado por Andalucía. Chacón ha estado en Málaga y en Sevilla y Rubalcaba fue recibido al grito de presidente en Granada y ha participado también en actos en Almería, Huelva y tenía previsto cerrar ayer en Málaga y Algeciras, pero sus responsabilidades de Gobierno ante la acampada de Sol cambiaron los planes. La carrera sucesoria se coló en la campaña en Andalucía cuando un elogio de Griñán a Chacón al afirmar que con ella el relevo generacional en el PSOE está garantizado fue interpretado como un posicionamiento de la mayor federación socialista. Días después habló de su amigo Rubalcaba como alguien en quien se puede confiar.

El coordinador nacional de IU Cayo Lara también ha desembarcado en cuatro provincias:Sevilla, Málaga, Jaén y Córdoba, con un mensaje contra el bipartidismo y capeando preguntas sobre la contradicción entre el código ético de IU y el mantenimiento de Antonio Rodrigo Torrijos como candidato en Sevilla pese a su imputación en Mercasevilla.

La campaña se interrumpió el día 12 en señal de luto por las víctimas del terremoto de Lorca, si bien Griñán también hizo un alto parcial el 19 para visitar las localidades de Córdoba inundadas.

Ha habido el tradicional cruce de acusaciones al límite, en ocasiones, del insulto. Todos acusando al contrario de juego sucio. Las organizaciones juveniles de PP y PSOE han sido las más provocadoras. Sonadas fueron las campañas de Nueva Generaciones del PP en Granada con carteles con el lema "Si tu padre vota al PSOE, échalo de casa" o los vídeos de Juventudes Socialistas de Málaga con imágenes del alcalde Francisco de la Torre "40 años en coche oficial".

La imagen curiosa la protagonizó el encuentro a pie de carretera entre Arenas y el exlíder de IU, Luis Carlos Rejón. Juntos protagonizaron la llamada "etapa de la pinza" en el Parlamento andaluz entre 1994 y 1996, que llevó a un adelanto electoral. No han faltado tampoco las visitas a los mercados, donde Griñán aprovechó para hacer la compra y Valderas repartió propaganda en el mercadillo de El Piojito de Cádiz.

Hoy toca descansar. Griñán y Arenas pasarán el día de reflexión con sus familias. Valderas se reunirá con los líderes provinciales.

  • 1