Cultura

El «peligroso» rodaje de ‘Knight & Day’ blindará parte del centro

La productora de la película de Tom Cruise y Cameron Díaz negociará indemnizaciones con los comercios afectados.

el 12 nov 2009 / 21:19 h.

Los trabajos de montaje de las primeras escenas ya han dado comienzo.

Tom Cruise conduce una moto -quizá sea un Smart- acompañado por Cameron Díaz a toda velocidad, atravesando como un rayo las estrechas calles del centro de Sevilla con los malos pisándoles los talones.Derrapes, vuelcos y coches volando. Aunque los detalles completos no se conocen aún, ya que el guión de la comedia de acción Knight & Day se guarda bajo la más absoluta confidencialidad, ésta será una de las escenas que se rodará en la capital hispalense a partir de este domingo.

Ese día, la productora encargada de la grabación en España, Calle Cruzada, empezará a filmar las primeras tomas en la Plaza Nueva, la Plaza de San Francisco y la calle Chicarreros.Eso será hasta el lunes, porque a medida que avancen los días, el rodaje -que se prolongará hasta el 22 de diciembre- irá trasladándose hacia la Catedral, para ir ocupando puntualmente otras calles, que en casos como en Álvarez Quintero serán cerradas al público por la "peligrosidad de las secuencias", según asegura la propia productora en una carta que ha comenzado a enviar a los comercios y vecinos de las zonas afectadas por la grabación, y a la que ha tenido acceso este periódico.

Según se explica en esta misiva, los cortes responden a "estrictos motivos de seguridad", para poder "realizar las secuencias de riesgo".El cierre de las vías -cuya lista definitiva se anunciará hoy- "se llevará a cabo en un horario aproximado entre las 6.00 de la mañana y las 19 horas". Los cortes obligan inexorablemente al cierre de comercios y restaurantes y restringirá el libre acceso de los residentes. Por ello, Calle Cruzada, que dice "entender los inconvenientes" que este tipo de trabajos genera, compensará "en la medida de lo posible las molestias ocasionadas".

Según una segunda carta enviada a los comercios de la calle Álvarez Quintero, estas indemnizaciones se calcularán "en función de los metros cuadrados de cada local", partiendo de 600 euros para aquellos que tengan una superficie de hasta 60 metros cuadrados. A partir de ahí, la cantidad sube.Este documento también recoge que los establecimientos que acepten este trato y firmen, "consecuentemente renunciarán a exigir cualquier otro tipo de cantidad adicional e indemnización a Calle Cruzada o terceras productoras".

Aunque este escrito indica que dicha compensación tiene "carácter cerrado", lo cierto es que la productora está negociando con los empresarios que ven insuficiente la cantidad ofrecida. Es el caso de El Gremio, un establecimiento dedicado a la distribución de productos para peluquerías al que ofrecían 700 euros y que tras reclamar por estar disconforme, ha conseguido más de 2.000 euros.

Igualmente, la productora informa de que debido a "la peligrosidad del rodaje", el acceso a las calles cortadas por parte de cualquier persona ajena a la producción "estará totalmente prohibido durante estos días".

Los vecinos sí podrán acceder y salir de sus casas libremente, si bien, debido a las "escenas de alto riesgo con vehículos a gran velocidad", se les pide que "atiendan a las instrucciones" del personal de la cinta y que "acompañen a los menores" que circulen en la zona, según relata a este periódico una de las residentes de la calle Álvarez Quintero que ha recibido una carta de la productora.

De momento, sólo ha sido Calle Cruzada la que se ha puesto en contacto con los afectados por el rodaje, lo que ha generado cierto malestar entre algunos comerciantes, que echan en falta que el Ayuntamiento no se haya dirigido a ellos para consultarles. No obstante, el Consistorio va a iniciar una campaña informativa, repartiendo más de 5.000 panfletos para explicar todos los detalles de la grabación así como los horarios y fechas de los cortes de las calles.

Por su parte, el responsable de la productora, José Luis Escolar, comentó a este periódico que intentará que las molestias sean mínimas, aunque recordó que al tratarse de una filmación en la vía pública serán inevitables algunos perjuicios, por lo que aseguró que se llegará a acuerdos con todos los afectados. Además, quiso explicar que si el Ayuntamiento no ha informado antes de los cortes de las calles se debe a que "hasta ahora no hemos terminado el pan".

Hoy se darán ya a conocer todos los aspectos del rodaje que formará parte del paisaje de la ciudad hasta el 22 de diciembre. Hasta entonces, como si de una obra más del Ayuntamiento se tratara, ciudadanos, turistas y comerciantes afectados deberán conformarse -indemnizaciones al margen- con la ya tradicional frase... "Disculpe las molestias".

  • 1