Local

El penúltimo roce con Cultura

el 09 nov 2009 / 20:56 h.

TAGS:

n Hace casi un año, la prensa local recogía que el futuro de la Fábrica de Artillería quedaba resuelto después de que el entonces ministro de Cultura, César Antonio Molina, tras reunirse con el alcalde, anunciara que el Gobierno central colaboraría en su restauración, pero sólo en la de la parte que iba a emplear.

Tras aquel encuentro, el primer edil proclamó que se mantenía pues el espíritu del proyecto original que se concibió para la antigua Fábrica de Artillería: trasladar allí el Archivo Histórico Provincial –del Ministerio– y el General de Andalucía –de la Junta–. Sin embargo, reconocía algunos cambios sobre las intenciones iniciales de la anterior ministra, Carmen Calvo, que pretendía asumir la mayor parte de la gran inversión necesaria para restaurar este inmueble.Además, indicó que el Consistorio se reservaba una parte del edificio para instalar un centro cultural que se bautizó como “hotel de fundaciones” y que nunca se concretó.

El alcalde aseguró además que la Junta también estaba “comprometida” en este proyecto. Sin embargo, sólo dos días tardó en rectificarle Rosa Torres, protagonizando un nuevo roce –otro más– entre ambas administraciones. La consejera precisó que la ubicación del Archivo General en Artillería aún no estaba decidida, ya que dependería del coste y del espacio que se le ofreciera. Torres opinó entonces que se trataba de un edificio “tan amplio” que no podría ser restaurado “ni siquiera con la actuación de Junta y Gobierno”.

“A la vista de la implicación del ministerio vamos a seguir estudiando la posibilidad de participar, midiendo el coste que nos supondría porque tenemos unos objetivos presupuestarios”, añadió. Y así lo ha estado haciendo casi un año.

Ahora, en plena crisis, con las fundaciones pocos proclives a reservar espacio en tan inmenso y deteriorado hotel, sólo un gran socio, un potente dinamizador cultural, podría resolver la papeleta municipal. Descartada La Caixa, volcada en las Atarazanas, y con pocas opciones serias a la vista, comienzan las quinielas y las negociaciones.

  • 1