Local

"El periodismo debe admitir que las redes sociales le marquen la agenda"

Cristina García Carreras es coordinadora de la Asamblea de Mujeres Periodistas. La Asociación de la Prensa defiende que falta mucho por hacer en materia de igualdad, más en esta época de recortes.

el 14 jul 2012 / 21:04 h.

TAGS:

-¿Ha habido alguna vez algún momento bueno para el periodismo?

-[Larga pausa]. Ha habido mejores momentos para la economía en general, y por tanto mejores para el periodismo, sin duda ninguna. Este momento es especialmente malo. Pero es por la auténtica crisis económica que hay y por el cambio de modelo.

-¿Y el periodismo está en disposición de aguantar esta crisis?

-El periodismo tiene que reinventarse. Esto pasa por pensar cómo se hace periodismo con las nuevas tecnologías. Hay periodistas a los que nos provocan ciertas reticencias y es algo que ya está aquí. Más vale que nos metamos en esta onda. Yo sigo pensando que el periodismo sí tiene futuro. Al menos lo estudié porque pensaba que cumplimos una función social. Le diría que ahora más que nunca. Lo que sí es cierto es que van a cambiar los modelos de empresas.

-¿Cómo será el periodismo después de esta crisis y tras la irrupción de las nuevas tecnologías?

-Va a haber más feedback con la ciudadanía, va a tener que admitirse que las redes sociales te marquen la agenda. A eso nos resistimos, pero ya está pasando. Pero, en esencia, el periodismo no cambiará.

-¿Cómo se analizan estos cambios desde la Asamblea de Mujeres Periodistas?

-No cabe más remedio que cultivar el periodismo de lo cercano con las nuevas tecnologías como herramienta. Ese es el nicho de negocio para el periodismo.

-Vuestra asociación aborda el periodismo también desde una perspectiva de género. ¿La etiqueta #graciasSara es ofensiva o no contra Sara Carbonero?

-Antes de hacer la reflexión, ¿Conoce a algún periodista guapo sobre el que se haya hecho este juicio de valor? ¿Por qué nos preocupa tanto la belleza de Sara Carbonero y cómo informa? ¿Por qué no lo hemos hecho con Matías Prats, Sergio Sauca o Manu Carreño? Lo ocurrido denota un profundo sexismo y, hombre, un poco de envidia. Es guapa, pues sí, qué vamos a hacer, ¿la condenamos por eso?

-Ha habido voces nada sospechosas, como la de la periodista Àngels Barceló, que se han sumado a las críticas, alegando que no es una buena profesional al equivocarse tanto.

-Se sigue desviando el foco, porque no hemos asistido a nada parecido con un caballero. Y no hemos asistido a ningún juicio de valor por ser guapo y equivocarse mucho a la hora de hacer su trabajo. Las críticas no son iguales según se trate de una mujer o de un hombre. Las redes alimentan una crítica que es además frívola.

-¿Por qué es necesaria una asamblea de mujeres periodistas que defienda cuestiones de género cuando esta profesión es eminentemente femenina y cuando además las mujeres empiezan a tener puestos de responsabilidad?

-¿Por qué ha sido necesaria una Ley de Igualdad? ¿Y por qué ahora el Gobierno andaluz empieza su andadura prometiendo que se cumplirá la Ley de Igualdad de forma efectiva? Pues porque no se ha conseguido la igualdad. Sí la jurídica, pero no la real. Claro que hay muchas mujeres en el periodismo, más del 50% en las redacciones. Pero ¿cuántas directivas hay? ¿Por qué las mujeres no ascienden?...

-¿Por qué?

-Porque existen formas de dirigir que están muy consolidadas y que siguen patrones masculinos. Esto puede parecer ciencia ficción pero no lo es. Los acuerdos importantes se toman fuera de la oficina, en horas que son de ocio... Si vas a ser madre...

-¿Ese sigue siendo el principal obstáculo?

-Hay muchos. Pero hay una penalización por ser madre. Rara es la empresa que no lo hace de una forma u otra. Hay quien sigue pensando que ser madre te resta profesionalidad y nunca la maternidad tuvo que ver con tener la cabeza bien amueblada o no, o tener o no experiencia. Otro de los motivos que justifican la existencia de una asamblea como la nuestra es la falta de portavoces femeninas en las noticias. ¿No hay? Ya no se puede decir que no haya mujeres expertas en cualquier materia. La Asociación de la Prensa de Sevilla ha puesto ya a disposición un censo de expertas con 270 mujeres. La idea es ir ampliándolo.

-¿Los pocos o muchos pasos que se hayan dado en materia de igualdad pueden ser baldíos con los recortes que se han impuesto en lo social? ¿Es salvable?

-Los recortes son profundamente regresivos. No sé cuántos años harán falta para recuperarnos. Muchos desde luego. Las mujeres hemos ido avanzando, hemos ido abriendo espacios... puede suponer una regresión grande. Pero siendo optimistas, que hay que serlo, no ha habido nunca una contestación tan fuerte como la que hay ahora contra esta política de recortes. La gente está saliendo a la calle.

-¿El PP se cree la igualdad?

-Es una pregunta difícil. En el PP hay quien se lo cree, hay quien la ha aprendido más de libro, hay quien la ha vivido en sus propias carnes...

-En una primera fase, el feminismo se centró en luchar por la igualdad asumiendo e imitando roles masculinos. ¿Ahora es el momento de luchar por la igualdad desde la diferencia?

-El feminismo lo que defiende es crear espacios en los que no se penalice a la mujer. El feminismo no defiende tener más poder que los hombres. No. Lo que defiende es que se le dé cabida a las mujeres, a sus diferencias. Somos el 50% del mundo.

-¿Y por qué esos ataques a las feministas? Hay quien usa apelativos muy despectivos, como el escritor Arturo Pérez Reverte.

-Como en todos los movimientos siempre se puede caer en corrientes extremas y un poco grotescas. Esto puede haber ocurrido en el feminismo por ejemplo en todo lo relacionado con el lenguaje no sexista. Pero como cualquier corriente alternativa, y el feminismo lo es, surge como contestación al poder establecido. El periodismo también lo es. Por eso siempre hemos sido poco interesantes al poder, por eso se decía que nos vendíamos por un pictolín...

-La Asociación de la Prensa y vuestra asamblea habéis estado centrados, entre otras cosas, en el censo de expertas. ¿Qué estáis pensando para el futuro?

-Queremos soñar que empieza a revertir la situación tan horrorosa en la que se encuentra toda la profesión de la comunicación. Somos el sector con la tasa de paro más alta, por encima de los mineros, la construcción... Pero tenemos que ir más allá. No podemos consentir que la crisis sea más dura para las periodistas que para los periodistas. No debe penalizarnos. La asamblea va a buscar financiación de entidades públicas aunque sea para crear modestos empleos.

  • 1