martes, 23 abril 2019
08:00
, última actualización
Local

El personal de centros infantiles tendrá que titularse antes de 4 años

Educación ofrecerá a los empleados de las guarderías una moratoria de cuatro años para obtener un título superior, requisito obligatorio si quieren conservar su puesto. Los educadores deberán diplomarse en Magisterio o en un ciclo de FP de educación Infantil. Foto: Gregorio Barrera.

el 15 sep 2009 / 18:45 h.

TAGS:

Educación ofrecerá a los empleados de las guarderías una moratoria de cuatro años para obtener un título superior, requisito obligatorio si quieren conservar su puesto. Los educadores deberán diplomarse en Magisterio o en un ciclo de FP de educación Infantil, aunque este último título no les permitiría presentarse a la dirección del centro. Las guarderías deben adaptarse al nuevo reglamento antes de septiembre de 2009.

El traspaso de competencias sobre las guarderías de Bienestar Social a Educación iba a conllevar una transformación no sólo pedagógica, de la forma de concebir la educación Infantil, sino también un cambio normativo. El borrador del decreto que establece el nuevo reglamento de estos centros tiene mucho del texto anterior, pero también desvela alguna de las incógnitas: ¿qué pasará con los trabajadores que no tienen ningún título que acredite que son capaces de educar a los menores?

El nuevo decreto, aún en estudio, establece que quienes hasta ahora han estado trabajando como educadores sin título "podrán continuar prestando servicios" en las guarderías. Pero advierte de que "estas personas dispondrán de un plazo máximo de cuatro años para cumplir con los requisitos exigidos en este decreto", a saber: poseer un título de FP de técnico superior en Educación Infantil, la diplomatura de Maestro con la especialización en Infantil o un grado o equivalente. Esos cuatro años de margen -uno más de lo que cuesta cursar la diplomatura de Magisterio- es el periodo de adaptación a la normativa de titulaciones o acreditaciones. Bienestar Social no cree que queden muchos trabajadores sin título, al menos en las guarderías públicas y conveniadas con ayuntamientos y asociaciones. Sin embargo, hay muchos centros que están funcionando como guarderías o ludotecas en locales, y que para integrarse en la red de centros infantiles tendrán que acreditar su formación pedagógica. La LOE ya adelantó que esas titulaciones serían necesarias y desde entonces los educadores de las guarderías empezaron a reciclarse. Lo que ha hecho el decreto ha sido poner un tope para los que aún no tengan ese título.

En las guarderías debe haber como mínimo una persona con el diploma de Maestro, especialista en Infantil. Además, según el borrador, sólo podrá acceder al cargo de director el que tenga esa titulación (no servirán los grados de FP). El borrador también hará que las guarderías se rijan por las obligaciones de los colegios. Serán vigiladas por los inspectores educativos y deberán desarrollar cada año un proyecto educativo, con la hoja de ruta del aprendizaje del niño y sus objetivos. También deberán crear un consejo escolar con un representante de los padres y otro del Ayuntamiento.

  • 1