jueves, 13 diciembre 2018
21:24
, última actualización

El PGOU de Morón se pondrá en marcha en 2015 después de cinco años de tramitación

El plan urbanístico reserva espacio para el futuro hospital comarcal y regulariza viviendas que no estaban regularizadas

el 02 nov 2014 / 13:30 h.

Vista panorámica de Morón de la Frontera, que contará con el PGOU a principios del año 2015. Vista panorámica de Morón de la Frontera, que contará con el PGOU a principios del año 2015. Después de cinco años cociéndose a fuego lento, el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), la biblia que desarrolla el futuro y la proyección de toda ciudad para los próximos lustros, será una realidad en Morón de la Frontera. El documento de mayor trascendencia para el desarrollo urbanístico está ya listo para ser aprobado provisionalmente en sesión plenaria y, en el plazo de unos seis meses –primavera de 2015– se ponga en marcha. La culminación de su redacción propiciará, por ejemplo, contar con suelos para el hospital o tener dibujado sobre planos y papel la futura ronda de circunvalación de la ciudad. Aunque el germen de este nuevo planteamiento arrancó hace cerca de una década –con la aprobación, el 25 de octubre de 2005 del documento de Criterios y Objetivos–, no ha sido hasta febrero de 2007 cuando se presentó avance del PGOU, que tomó forma hace cinco años cuando, tras realizar su validación inicial por el pleno del Ayuntamiento de Morón, el equipo redactor encaraba esta reforma del PGOU incluyendo modificaciones y alegaciones que partidos políticos y vecinos habían realizado en su periodo de exposición pública. De hecho, se recibieron un total de 111 alegaciones a este texto inicial. La maduración del PGOU ha tardado algo más de lo habitual –la media de tramitación se fija en torno a los cuatro años para este tipo de documentos urbanísticos–, pero ahora ya encara su recta final, según explicaron desde el propio Consistorio. Una vez solventado, es ahora cuando se inicia un proceso que culminará dentro de seis meses con la entrada en vigor del este plan general que, según explicó el concejal de Urbanismo moronense, Ignacio Cala, «supondrá una nueva ordenación de la ciudad de cara a los próximos 15 ó 20 años». En este documento se recoge, por ejemplo, que Morón de la Frontera tiene previsto recibir una cantidad de 46.047.352 euros en inversión privada y, algo más, 48.612.678 euros de aportación pública. El PGOU permitirá la creación de un total de 3.333 viviendas. Morón contará de esta manera con esta herramienta fundamental para el desarrollo urbanístico del municipio y se prepara de cara al futuro, «liberando suelo y poniéndolo a disposición de los vecinos».Así lo destacó el alcalde moronense, Juan Manuel Rodríguez, quien también explicó que tener una norma urbanística obsoletas les ha ocasionado «numerosos problemas en los últimos años al no poder regularizar ciertos núcleos de viviendas». Entre los puntos más importantes que recoge el PGOU estarían el desbloqueo de los terrenos del hospital comarcal. Esta reivindicación histórica estará más cerca al poder el Consistorio, tras la aprobación definitiva del plan, poner a disposición de la Junta de Andalucía unos 40.000 metros cuadrados para el nuevo hospital y otros 35.000 metros cuadrados para nuevas actividades relacionadas con el mismo. Además, también se proyecta la construcción de una ronda de circunvalación y un nuevo parque de bomberos, así como la ampliación y creación de más zonas verdes. Tras estos años de espera, también han salido voces discordantes en torno a este plan de ordenación. Isidoro Albarreal, de los independientes de Ama Morón, matizaron que el PGOU tiene «deficiencias importantes en cuestión de tramitación». Estas deficiencias se deben a «modificaciones sustanciales realizadas y que no estaban cuando se aprobó inicialmente». Albarreal advirtió al equipo de gobierno sobre la posibilidad de tener problemas de legalidad. Por ello, recomendó «volver a repetir su aprobación inicial y exposición pública para evitar problemas de seguridad jurídica». Morón de la Frontera tiene normas subsidiarias (NNSS) desde 1982. Debido al amplio número de modificaciones puntuales realizadas, en 1991 se optó por llevar a cabo un texto refundido con todas ellas. Pero desde esta fecha no fueron menos las modificaciones puntuales sufridas. Todas éstas conforman lo que hoy día es el planeamiento de una ciudad que, con cerca de 30.000 habitantes, necesitaba ya un PGOU.

  • 1