Local

El plan B de la izquierda ‘abertzale’ para el 22-M se llama Bildu

Es una coalición que integrarán EA, Alternatiba y miembros de Sortu.

el 25 mar 2011 / 20:13 h.

TAGS:

Los dirigentes de la izquierda ‘abertzale’ Miren Legorburu, Txelui Moreno, Marian Beitialarrangoitia y Rufi Etxeberria, el pasado jueves.

La izquierda abertzale ya ha puesto en marcha su plan alternativo después de que el Tribunal Supremo (TS) haya prohibido la inscripción de Sortu: Bildu. Esta vez no se trata de un partido político, sino de una coalición electoral que se llamará Bildu, que en euskera significa "reunir". El objetivo es poder participar en las elecciones municipales de mayo.


Según avanzó TVE, la nueva marca será presentada hoy en Navarra por Eusko Alkartasuna (EA) y la plataforma independentista de izquierdas Herritarron Garaia. El lema será Cambiando Navarra. El acto (17.30 horas) será en Estella, un municipio con gran carga simbólica tras la firma en 1998 del último gran acuerdo nacionalista. Será el banco de pruebas antes de dar el salto al País Vasco.
En Euskadi la coalición estaría integrada por EA, Alternatiba -una escisión de Esker Batua- y miembros no contaminados de la izquierda abertzale. Eso implica no haber sido cargo público, ni apoderado, ni interventor de alguna de las marcas electorales que ha utilizado la ilegalizada Batasuna en los últimos años.


Según TVE, las ejecutivas de EA y Alternatiba ratificarán la nueva coalición la próxima semana. La puesta de largo de Bildu será el próximo 9 de abril en el palacio Kursaal de San Sebastián, cuatro días antes de que se inicie el plazo para presentar las listas a las elecciones. No obstante, la nueva coalición no tiene que registrarse en el Ministerio del Interior porque no es un partido político. Será un promotor el que inscriba a Bildu en cada una de las juntas electorales. La idea es presentar listas en todos los ayuntamientos y diputaciones de País Vasco y Navarra.


Antes de esta puesta de largo, los firmantes del Acuerdo de Gernika, integrado por la propia izquierda abertzale, EA, Aralar y Alternatiba, y otras casi 30 organizaciones políticas, sociales y sindicales, se manifestarán 2 de abril en Bilbao para pedir la legalización de Sortu. Bajo el lema Normalización para Euskal Herria. Legalización ahora, la marcha pretende ser "el altavoz" que reclame "pasos efectivos hacia la normalización de toda actividad política" frente a la resolución del Supremo de impedir la inscripción de Sortu como partido político. A su juicio, con esta decisión, el Estado pretende "hacer fracasar el proceso de paz y normalización en Euskal Herria" y señalaron que los vascos "deben ser el motor de este proceso".


Y es que el fallo del TS continúa provocando reacciones. El vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, consideró ayer que los jueces han valorado los pasos de Batasuna, pero que aún son insuficientes mientras no rompan definitivamente con ETA. Además no cree que la ajustada decisión -nueve votos a favor de la ilegalización por siete en contra- afecte a la decisión del Tribunal Constitucional tras el recurso de amparo. También la secretaria general del PP y presidenta del partido en Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, advirtió de que hay "impedir" que la organización terrorista se cuele "por la puerta de atrás" en las elecciones municipales de mayo ya que, según dijo, ETA "seguirá siendo ETA" aunque "se vista de Eusko Alkartasuna (EA) o se vista de lo que sea".


Menos contundente fue el PSE. Su portavoz y secretario general de los socialistas vizcaínos, José Antonio Pastor, señaló que hay que respetar la decisión de los jueces, a la vez que mostró su esperanza en que la izquierda abertzale "siga avanzando en la senda democrática". Y el presidente del PNV, Íñigo Urkullu, mostró su preocupación por el hecho de que, "en lugar de pruebas de valor jurídico, se hagan juicios de valor sobre intenciones".

  • 1