Local

El plan de ajustes obliga a aplazar 1.367 millones de gasto social

El PP hizo ayer público en el Parlamento el documento oficial con el plan de ajustes que la Junta llevó al Consejo de Política Fiscal. Se aplazan algunos programas sociales estrella con un ahorro de 1.367 millones en el gasto. Griñán dice que habrá «ralentización pero no recortes».

el 24 jun 2010 / 19:59 h.

TAGS:

Arenas y Griñán conversan antes de la sesión de control al Gobierno.

El líder del PP, Javier Arenas, tenía decidida su estrategia en el duelo quincenal que mantiene con el presidente andaluz, José Antonio Griñán, desde hace más de una semana. Concretamente desde el martes, cuando llegó a sus manos, a través de las comunidades gobernadas por el PP, el documento de ajustes que la Junta había presentado ese día ante el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Cuando le tocó su turno en la sesión de control, Arenas hizo público ese plan que ni el Gobierno andaluz ni el Ministerio de Economía habían accedido a facilitar alegando que era un informe "interno".

El documento demuestra que los esfuerzos para contener el déficit público obligarán a la Junta a aplazar 1.367 millones de gasto social y a posponer objetivos prioritarios que hasta ahora eran intocables como la creación de nuevas plazas de guarderías, la construcción de hospitales, la implantación del bilingüismo o la incorporación de profesores.Griñán admitió que Andalucía, igual que el resto de comunidades, tendrá que "aplazar o ralenticen en el tiempo" algunos de los grandes programas sociales de su Gobierno, promesas incluidas en el programa electoral del PSOE y ratificadas hace un año por el presidente en su investidura. Pero insistió machaconamente en que aplazar "no es recortar". "Ralentizar la puesta en marcha de los programas no es ningún recorte", defendió Griñán, quien puso ejemplos de algunas de las medidas anunciadas por Gobiernos autonómicos del PP como Madrid o Valencia como cerrar quirófanos, suprimir la gratuidad de los libros de texto, reducir las becas o el transporte escolar. "No vamos a recortar el gasto social ni un euro, lo podrá usted ver en el Presupuesto", agregó. El Gobierno andaluz aseguró que los ajustes contenidos en ese documento son "previsiones" que dependerán, por ejemplo, de la evolución de los tributos.

Hasta ahora, la Junta había puesto el acento del ajuste en tres patas: la subida de impuestos, la reorganización del sector público -afectará a 110 empresas públicas- y la reprogramación de obra pública, que sufrirá un tijeretazo de 847 millones de euros este año. Ayer se supo que serán 1.200 millones en 2011, cifra ésta segunda que hasta ahora la Junta no había pronunciado. Y nadie en el gabinete de Griñán se había atrevido a mencionar la reprogramación del gasto social. En el Plan Económico-Financiero de Reequilibrio de la Junta de Andalucía 2010-2013, que el PP desveló y repartió luego a los periodistas, la más damnificada es la educación, piedra angular del Gobierno de Griñán.

Los principales programas educativos sufrirán un recorte de 430,2 millones hasta 2011. Hace una semana, la Consejería de Educación se reunió con los sindicatos y aseguró que la partida era "intocable". Sin embargo, el Gobierno opta por retrasar la aplicación de la Ley de Educación de Andalucía, una ambiciosa norma con una memoria económica hasta 2012 de 1.175 millones de euros. La norma comprometía al Gobierno a la incorporación de 10.000 nuevos profesores en tres años. Esas previsiones "se acomodarán en un año adicional", reza el documento oficial. "Se modulará la entrada en vigor de nuevos profesores y de personal de administración y servicios", sostiene la Junta. Ahorrarán así 135 millones. Se pospondrá un año la equiparación de salarios en la pública y concertada. El plan de ajustes señala que "se programará la incorporación de nuevos centros al Plan de Apertura de Centros, Plan Plurilingüismo y Sociedad del Conocimiento, de manera progresiva y acorde con las disponibilidades presupuestarias". Tres programas estrella para la educación. Se retrasará el compromiso de elevar la financiación de las Universidades. Y la supresión al derecho a la retroactividad en las ayudas a la dependencia permitirá agorrar 152,3 millones.

"Mentir es incompatible con generar confianza y la felicidad por ocultar la verdad es efímera", señaló el líder del PP andaluz al presidente de la Junta, convencido de que el Gobierno tiene una "agenda oculta". "No recuerdo nada igual en 30 años de democracia", aseguró Arenas.

  • 1