lunes, 22 abril 2019
23:41
, última actualización
Local

El plan de Chaves topa con localismos mientras cajas foráneas se fusionan

Las cajas vascas BBK y Kutxa sellaron el jueves una fusión que situará a la nueva entidad como la tercera del país. También las seis cajas de Castilla y León aprobaron su alianza. Mientras las cajas foráneas se integran, el plan de Chaves de una gran caja andaluza topó con el PSOE de Granada y aviva tensiones territoriales.

el 15 sep 2009 / 17:39 h.

TAGS:

Las cajas vascas BBK y Kutxa sellaron el jueves una fusión que situará a la nueva entidad como la tercera del país. También las seis cajas de Castilla y León aprobaron su alianza. Mientras las cajas foráneas se integran, el plan de Chaves de una gran caja andaluza topó ayer con el PSOE de Granada y aviva tensiones territoriales.

El vicepresidente primero del Gobierno andaluz, Gaspar Zarrías, aseguró que la Junta insistirá en su plan de fusiones. A la vez dejó claro su "respeto" a la voluntad de Caja Granada, que el miércoles se desmarcó de fusiones.

"Pretendemos fortalecer el sistema financiero andaluz, hacerlo más fuerte y competitivo fuera de Andalucía", aseguró ¡Zarrías en un escenario de crisis. El plan auspiciado por el presidente andaluz, Manuel Chaves, es que en la primavera de 2009 -una vez que Cajasol haya renovado sus órganos-, las cajas andaluzas sellen nuevos protocolos de fusión.

La intención inicial del Gobierno era que se integraran todas las cajas excepto Cajasur, donde la Iglesia controla el 30%. Después de que el presidente de Caja Granada, Antonio Claret García, haya excluido a su entidad, la intención de la Junta es seguir adelante a tres bandas. Supondría la integración de las dos entidades de mayor tamaño: Unicaja y Cajasol, mientras que Caja Jaén ya ha adelantado también que se sumaría.

El Gobierno andaluz insiste en la necesidad de fraguar un amplio consenso político y cívico y en alejar de la guerra política este nuevo intento de fusiones andaluzas, después del estrepitoso fracaso cosechado en 1999. Pero no será fácil. Un día después del comunicado de Caja Granada, el PSOE granadino quiso salir a respaldar el plante de la entidad.

En declaraciones a Efe, el secretario provincial del PSOE de Granada, Francisco Álvarez de la Chica, expresó su apoyo a la decisión de la entidad de no participar en ninguna fusión y la tildó de "acertada en todos sus extremos", a la vez que destacó el "consenso" interno alcanzado en Caja Granada a raíz del Pacto del Saray, de 2001, suscrito por los partidos, sindicatos y patronal. Fuentes de la dirección provincial socialista fueron más allá y pusieron en duda el plan de Chaves, al desconfiar de la conveniencia de que se inicie en estos momentos cualquier integración, según Europa Press.

Mientras, otras comunidades avanzan con paso firme. La alianza BBK-Kutxa situará a la entidad resultante, la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Euskadi, como la tercera de España. También ayer las seis cajas de ahorros de Castilla y León aprobaron poner en marcha una "sociedad contractual" por vez primera en España. Una alternativa a la caja única que podría exportarse a otras comunidades. El presidente de La Caixa sí descartó ayer fusiones en el mapa catalán.

Las tensiones territoriales avivadas en Andalucía no dejaron indiferentes a los sindicatos. Desde UGT-A Manuel Pastrana insistió en que cualquier fusión debe nacer de la "decisión libre" de las entidades y contemplar un plan de viabilidad. Desde CCOO-A Francisco Carbonero rechazó "los localismos de corta visión" y apostó por una gran caja de ahorros andaluza para afrontar la crisis.

  • 1