lunes, 22 abril 2019
03:45
, última actualización
Feria de Abril

Serrano: "La Feria empieza el lunes y punto pelota, los madrileños que hagan lo que quieran"

El delegado de Fiestas Mayores deja claro que el Ayuntamiento retrasó la fiesta a petición del sector turístico y no adelantará el dispositivo.

el 30 abr 2014 / 15:33 h.

tussam-feria«No hay ninguna previsión de aglomeraciones en la preferia y no vamos a montar ningún dispositivo especial ni nada. La Feria empieza como siempre y punto pelota y si vienen los madrileños que se paseen por donde quieran». Así de contundente se mostró el delegado municipal de Fiestas Mayores, Gregorio Serrano, durante la tradicional convocatoria de prensa ante la portada para dar los datos de la Feria y mostrar in situ que todo estará a punto el próximo lunes del alumbrao. Pero no antes, por muchas ganas que haya en la ciudad (y algunos ortodoxos se resistan a no pisar el albero en abril) y mucho turista que quiera matar dos pájaros de un tiro al pasar el puente en Sevilla y de paso probar la fiesta. Más allá de que el sábado empezarán a funcionar las atracciones de la Calle del Infierno o de las tradicionales comidas en las casetas para terminar el montaje, el Ayuntamiento no piensa facilitar que la fiesta se adelante y quien se acerque al Real antes de tiempo no encontrará aún farolillos en las calles (empezarán a colocarse hoy pero no llegarán a las vías más céntricas hasta el mismo lunes) o suministro de luz y agua en las casetas (ya lo han solicitado como cada año el 60%, pero el enganche se distribuirá entre hoy el domingo). Por contra, todavía verá operarios rociando el albero con 20.000 kilos de cloruro cálcico para reducir el polvo, repasando los 3.750 metros cuadrados de pintura y las 24.000 bombillas de la portada y colocando los puntos de información o puestos ambulantes. Otra cosa es que todo eso frene el ansia feriante. 1.049 casetas, 402 atracciones y puestos, 1.440 carruajes, 236.000 bombillas, 1.089 policías locales en el dispositivo especial de control del tráfico y vigilancia, 90 bomberos, 20 voluntarios de Protección Civil, 473 operarios de Lipasam y 254 vehículos de limpieza, 16 ambulancias, 10.347 aparcamientos rotatorios (y 330 para discapacitados) y 1.600 para abonados, cuatro inspectores de consumo y dos veterinarios. Son algunas de las cifras de la ciudad efímera de 275.000 metros cuadrados que se levanta esta semana en Los Remedios. Como novedad, este año el horario del paseo de caballos se alargará 30 minutos hasta las 20.30 por caer la Feria especialmente tarde y por tanto ser los días más largos, según explicó Serrano, que deseó tener que volver algún día a restringir el acceso de los carruajes, alternando como antaño los números pares e impares cada jornada, «porque eso significará que la vida a los sevillanos les va mucho mejor». En cuanto al número de atracciones y puestos se mantiene similar. El delegado municipal de Fiestas Mayores habló de «muy buenas previsiones turísticas», gracias a que se espera que el tiempo acompañe (no hay riesgo de lluvias y las temperaturas seguirán en torno a los 30 grados). Y defendió, una vez más, la decisión de retrasar el inicio de la Feria a petición, recordó, del sector turístico del que «hoy por hoy vive esta ciudad en gran parte». «No es una decisión que ha tomado el Ayuntamiento de forma arbitraria sino que hemos puesto las necesidades de las personas por encima de las tradiciones», subrayó visiblemente molesto ante las reiteradas críticas por el hecho de que la Feria de Abril empiece este año en mayo y las preguntas sobre la posible afluencia masiva de público desde hoy ante la coincidencia con el puente e incluso las iniciativas surgidas en las redes sociales para organizar quedadas desde anoche con el fin de pisar el Real al menos durante unas horas de abril. Tanto Serrano como el delegado de Seguridad y Movilidad, Juan Bueno –que presentó un rato antes el Plan específico de coordinación y de tráfico– negaron que el Ayuntamiento prevea que la Feria se llene estos días ni tenga previsto la necesidad de ningún dispositivo especial por ello. Serrano recordó que la conexión de las casetas al suministro de luz y agua se realiza precisamente en estos últimos días y más allá de que «los socios se tomen una cerveza mientras terminan de montarla», no prevén la organización de comidas y cenas formales antes del fin de semana (cuando hay quien incluso celebrará alguna comunión en su caseta). Con todo, el delegado de Fiestas Mayores advirtió que «si alguna caseta hace lo que no debe, los socios ya saben a lo que se exponen incumpliendo la ordenanza de la Feria», con sanciones que van desde la multa a incluso la retirada temporal de la concesión.

  • 1