sábado, 15 diciembre 2018
03:11
, última actualización
Local

El Plan de Navidad deja a Bami sin operativo específico ‘antigorrillas’

La Comisaría del Distrito Sur ha sufrido varias bajas que no serán cubiertas hasta pasar las fiestas.

el 21 dic 2014 / 12:00 h.

TAGS:

BAMI - ZONA AZUL Y LA EXTINCION DE LOS GORRILLASLa Navidad ha traído un regalo especial a los gorrillas que a diario campan por Bami, en los alrededores del Hospital Virgen del Rocío: no hay agentes suficientes para montar servicios específicos con los que disuadirles de su actividad. El motivo es en parte el plan navideño del Ayuntamiento, que ha impedido que a la Comisaría del Distrito Sur se hayan podido enviar los refuerzos necesarios que necesitan tras las bajas que ha registrado recientemente. Así lo explicaron a este periódico fuentes municipales, que admitieron esta falta de efectivos para poder llevar a cabo estos días los operativos específicos antigorrillas, en los que los agentes patrullan de paisano. En cambio, incidieron en que esto no supone que en la zona se esté dejando de perseguir los gorrillas y multarlos, pero siempre desde los patrulleros destinados a esta zona de la ciudad. Según las mismas fuentes, la Comisaría del Distrito Sur se ha visto mermada de efectivos porque varios agentes han solicitado recientemente traslados de la misma, aprovechando concursos internos, uno de ellos el convocado para cubrir las plazas del recién retomado 092, el teléfono de atención al ciudadano. Estas plazas están ahora vacantes y por ahora no se van a cubrir, entre otros motivos, por el Plan de Navidad para el que se precisan gran parte de los agentes para regular el tráfico y vigilar las zonas de mayor afluencia de público en estos días festivos. «Una vez que termine este plan» se procederá a convocar las plazas necesarias para cubrir esas vacantes, según aseguraron desde el consistorio. La Policía Local, en cumplimiento de la ordenanza municipal a este respecto, viene imponiendo multas a los gorrillas desde junio de 2011 «por toda la ciudad». Sin embargo, en zonas en las que este fenómeno es más habitual, principalmente la zona de Bami y la Macarena por las proximidades a los dos centros sanitarios situados en estos lugares, se suelen llevar a cabo dispositivos especiales en los que los agentes patrullan de paisano coches camuflados para evitar así que los gorrillas huyan ante la presencia de patrulleros. Es, según el Ayuntamiento, este operativo el que no se va a poder llevar a cabo en la zona de Bami, dependiente de la Comisaría de Sur ante la falta de efectivos. Desde que entrara en vigor esta normativa, hace tres años, la Policía Local ha iniciado un total de 19.815 expedientes sancionadores, de los que 405 se han finalizado con el pago de la multa por parte del gorrilla. Esto supone que solo dos de cada cien sanciones pueden ser cobradas finalmente, ya que el principal problema con el que se encuentra el consistorio es el impago por insolvencia, o por la imposibilidad de localizarlos. De estos casi 20.000 expedientes, cuatro se encuentran pendientes de resolución de atestado; 8428 (el 42,5 por ciento) en vía ejecutiva; y 10.978 (el 55,4 por ciento) con el procedimiento abierto y en distintos estados. Por ejemplo, de ellos 1.293 están pendientes de recursos o 2.265 de la publicación en el Boletín Oficial de la Provincia o de la notificación de la denuncia.

  • 1