Economía

El plan de reestructuración de Iberia finalizará en septiembre y conllevará pérdida de empleo

Califica el comienzo de Iberia Express de "excelente"

el 03 ago 2012 / 08:05 h.

El consejero delegado de IAG, el 'holding' resultante de la fusión  de Iberia y British Airways, Willie Walsh, señaló que el plan de  reestructuración de la aerolínea española finalizará a últimos de  septiembre y añadió que no van a poder evitar que se pierdan  empleos.

En un comunicado con motivo del anuncio de los resultados  semestrales del grupo, Walsh remarcó que los problemas de Iberia son  "profundos y estructurales" y el entorno económico refuerza la  necesidad de un cambio estructural permanente.

En el primer semestre, IAG registró unas pérdidas de 231 millones  de euros frente a ganancias de 98 millones en el mismo periodo del  ejercicio anterior, aunque la cifra de negocio semestral del grupo  alcanzó los 8.532 millones de euros, lo que representa una mejora del  13,2%.

De estos resultados, British Airways obtuvo un beneficio de las  operaciones después de partidas excepcionales de 13 millones de euros  en el semestre, mientras que Iberia registró una pérdida de las  operaciones de 263 millones de euros.

Las pérdidas operativas del grupo alcanzaron 254 millones de euros  frente a ganancias operativas de 69 millones en el mismo periodo del  ejercicio precedente, mientras que los 'números rojos' antes de  impuestos se situaron en 390 millones frente 'números negros' de 98  millones de euros en el primer semestre de 2011.

La deuda neta de IAG se incrementó en 160 millones de euros  durante la primera mitad del año hasta situarse en 1.308 millones de  euros, aumentando el apalancamiento financiero dos puntos hasta el  46%, respecto al 44% registrado a diciembre del pasado año.

REDUCCION DEL TAMAÑO DE IBERIA.

Por otra parte, Walsh apuntó que es "posible" que las medidas de  reestructuración contemplen la reducción del tamaño de Iberia a corto  plazo, junto a la remodelación de la red con el fin de alcanzar unos  mayores ingresos unitarios y una "reevaluación del negocio".

El grupo pretende de esta forma que la compañía aérea obtenga una  base de costes competitiva y un servicio que garantice el  "crecimiento rentable" a largo plazo, insistiendo en la "gran  diferencia" que existe entre los resultados de British y los de  Iberia.

Respecto a la filial de la aerolínea española, Iberia Express, el  consejero delegado del grupo señaló que opera con una "efectiva" base  de costes, a la vez que ha calificado de "excelentes" sus comienzos,  destacando que ha sido rentable en su tercer mes de actividad.

CRECE EL FACTOR DE OCUPACION.

En cuanto a su factor de ocupación, el grupo registró un aumento  del 1,9 puntos porcentuales en el primer semestre, hasta el 78,8%,  mientras que su oferta medida en Asientos por Kilómetro Disponible  (AKO) registró un crecimiento del 2,6%.  

Los ingresos por pasaje aumentaron un 8,9% con respecto al primer  semestre de 2011, mientras que la demanda medida en Pasajeros por  Kilómetro Transportados (PKT) se incrementó un 5,2% en el periodo.

En cuanto al segmento de largo radio, la capacidad en Norteamérica  aumentó un 5,2%, con una mejora del tráfico del 8,9%, mientras que en  Latinoamérica y Caribe creció un 1,8%, con una caída de la capacidad  del 0,1%. Africa, Oriente Medio y sur de Asia experimentaron aumentos  del tráfico del 9,7%.  

COMBUSTIBLE Y TASAS.

La compañía afirmó que los costes de combustible en la primera  mitad del año aumentaron un 25% hasta alcanzar 2.973 millones de  euros, remarcando que la subida de las tasas aeroportuarias aprobada  por el Gobierno español supondrá un coste de 20 millones de euros  para Iberia en el segundo trimestre del año.

Walsh destacó que el grupo sigue adelante con su programa de  sinergias y está "en camino" de alcanzar sus objetivos para 2012 y  los fijados para 2015, con una previsión de 500 millones de euros.

Del mismo modo, destacó que los costes de reestructuración de bmi  representaron la mayoría de los 38 millones de euros de partidas  excepcionales, unos costes y pérdidas ajustadas a las previsiones.

Por tanto, aseguró que el objetivo de IAG para el cierre del  ejercicio es el de lograr un resultado operativo equilibrado, pero  que debido al empeoramiento del entorno económico español registrarán  posiblemente una "ligera" pérdida operativa.

  • 1