Local

El plan de seguros 2010 incluirá cultivos agroenergéticos y la recuperación de plantas leñosas afectadas por adversidades

Agricultura destinará 16 millones en subvenciones para facilitar la suscripción de pólizas agrarias y ganaderas.

el 21 dic 2009 / 17:38 h.

TAGS:

El Plan de seguros agrarios para 2010 contará con líneas más actuales para dar cobertura a los cultivos agroenergéticos y forrajeros y cubrirá nuevas garantías con el fin de compensar los costes necesarios para la recuperación de la capacidad productiva de las plantaciones leñosas que resulten afectadas por fenómenos adversos. Estas son algunas de las novedades del plan para el próximo año, según ha informado en Sevilla la Comisión Territorial de Seguros Agrarios en una reunión a la que han asistido representantes de las organizaciones agrarias (Asaja, Coag y Upa) y de las cooperativas (Faeca), la Agrupación Española de Entidades Aseguradoras del seguro Agrario Combinado (Agroseguro), la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (Enesa) y el Consorcio de Compesación de Seguros, así como de las administraciones central y autonómica.

La Consejería de Agricultura y Pesca va a destinar 16 millones de euros para subvencionar pólizas de seguro incluidas en el Plan de 2010, con unos porcentajes que oscilan entre el 16% y 53%, dependiendo del cultivo, sobre las subvenciones del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino a través de la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (Enesa).

Además, la Consejería establecerá una subvención adicional del 5% para las explotaciones ganaderas cuyos titulares pertenezcan a una Asociación de Defensa Sanitaria. Las condiciones para acceder a estas subvenciones se regularán mediante una Resolución que próximamente se publicará en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía.

Por su parte y también como novedad, la Entidad Estatal de Seguros Agrarios subvencionará con un 5% adicional las contrataciones de seguro combinado y de daños excepcionales en producciones integradas de cultivos protegidos y tomate de invierno, así como el seguro específico de fresa y fresón, de las superficies cultivadas en Producción Integrada.

Además de fijar las subvenciones para facilitar la contratación de pólizas, la
Comisión Territorial de Seguros Agrarios ha informado también que en el seguro de rendimientos en explotaciones de cultivos herbáceos extensivos se revisarán los rendimientos máximos asegurables para los cereales de invierno, las leguminosas en grano y el girasol, así como la asignación de rendimientos en el seguro de explotación en uva de vinificación.

Además a lo largo del plan de seguros 2010 se estudiará la posibilidad de ampliar, incluyendo en las actuales líneas de aseguramiento, la cobertura por riesgo de helada en patata de media estación y los daños en calidad producidos en lechuga y otras hortalizas de hoja cuando se trate de daños causados por acción mecánica del viento o por el efecto de la arena sobre el cultivo. También el sector forestal dispondrá de una nueva línea de seguro que cubrirá los daños provocados por incendio, viento, lluvia torrencial e inundación en plantaciones de especies coníferas. En estos casos la póliza compensará la limpieza de las explotaciones y las labores de recuperación y reforestación del terreno afectado.

En ganadería destaca principalmente la incorporación de nuevas razas en el seguro de explotación del ganado equino y la cobertura de nuevas enfermedades. Otras novedades son la posibilidad de contratar la póliza en función del valor genético en el caso de ganadería avícola y el seguro de explotaciones cunícolas.

Aumento de seguros
La Comisión Territorial de Seguros Agrarios ha analizado la evolución en Andalucía de la contratación de los seguros agrarios en el plan 2009, constatando un incremento del 12% sobre el valor de la producción asegurada respecto a los datos de 2008. De las pólizas agrarias que más han crecido destaca en especial el crecimiento del tomate, con un aumento del 353%.

Otras líneas de seguro que también han experimentado incrementos han sido arroz (64% más); rendimientos olivar (54%) y de cultivos herbáceos en secano (47%); de explotación de cítricos (25%); combinado de paja (15%) y de leguminosas (13,5%); cultivos protegidos (12%); tomate de invierno (10%); incendios forestales (9%) y de combinado de cereales de invierno (5,17%) y lechuga (2%).

De las líneas ganaderas sobresalen los aumentos en las líneas renovables de retirada de animales muertos de vacuno (40%) y resto de especies (370%), seguros de explotación de ganado vacuno (10%) y de ovino y caprino (8,5%) y de sequía en pastos (89%).

  • 1