Local

El plan del sentido único se acelera y llegará en octubre a José Laguillo

El Ayuntamiento no esperará a septiembre, cuando se incorporan numerosos vehículos a la ciudad, para avanzar en el plan de instalación del sentido único. Ya trabaja en la segunda fase, que se materializará antes de octubre. Para esta fecha todos los carriles entre la Barqueta y José Laguillo tendrán la misma dirección.

el 15 sep 2009 / 10:47 h.

TAGS:

El Ayuntamiento no esperará a septiembre, cuando se incorporan numerosos vehículos a la ciudad, para avanzar en el plan de instalación del sentido único. Ya trabaja en la segunda fase, que se materializará antes de octubre. Para esta fecha todos los carriles entre la Barqueta y José Laguillo tendrán la misma dirección.

El proyecto se ha adelantado. La utilización de la Carretera de Carmona como vía alternativa -una de las calles que más problemas estaba provocando al tráfico de la ciudad- se prolongará apenas durante unas semanas. Antes de octubre -según los plazos marcados ayer por el delegado de Movilidad, Francisco Fernández-, el sentido único llegará hasta José Laguillo. Y antes de que finalice el año se implantará hasta la Florida. Una vez que esto se haya realizado se continuará con el ritmo previsto, de forma que a principios de 2009 se pueda acometer la siguiente fase que implica la reconversión en un sólo sentido de la segunda ronda: desde la Avenida de Llanes hasta Jiménez Becerril. No quedará ahí el plan, puesto que posteriormente, se afrontará la situación de vías como Luis Montoto, Eduardo Dato, Ramón y Cajal, Matacarriazo y la Buhaira.

El proceso implicará un periodo de adaptación constante, que se prolongará durante casi un año, según las previsiones del equipo técnico. En este tiempo, deberán resolverse los problemas existentes en vías como Pio XII o la Avenida de Llanes -no admitidos por el equipo de Gobierno que hace un balance "muy positivo" de los primeros días de aplicación del sentido único en la Ronda-. Una vez que se culmine deberán haberse modificado los hábitos de circulación, según las previsiones del área de Movilidad.

Los estudios realizados los últimos meses revelan que vías como la Ronda han ido asumiendo la mayor parte de la circulación, mientras que otras como la Ronda del Tamarguillo o la citada Pio XII apenas absorben tráfico. El objetivo es invertir esta situación. Si los cálculos municipales se cumplen, en un periodo de alrededor de un año, los vehículos en dirección Prado tendrán una vía fluida por la Ronda.

En sentido contrario habrá dos alternativas prioritarias -no exclusivas-. Para los trayectos de media distancia los vehículos podrán entrar por Amador de los Ríos y continuar por calle Arroyo. Para las largas distancias, la opción es acceder por Juan Antonio Cabestany, continuar por Pablo Iglesias y desembocar en la Avenida del Pueblo Saharaui, que puede conectar tanto con la Ronda del Tamarguillo como con la Carretera de Carmona. En ambos casos, la vía de acceso será Luis Montoto. Ésta tendrá también sentido único en dirección contraria a la Ronda, aunque en este caso aún no hay fecha para su ejecución definitiva.

Hasta aquí las líneas estratégicas del plan del área de Movilidad que, sin embargo, tiene aún varias cuestiones en el aire que dependen de la evaluación que se realice de los efectos de las actuaciones en el tráfico. El primero de estos interrogantes son los plazos. Fernández ha optado por apostar por plazos genéricos. Sin concretar. A la espera de cómo evolucionen los acontecimientos. Tampoco quiso fijar hasta días antes la fecha de la operación sentido único -establecido finalmente el 24 de agosto, por ser la jornada con menos coches en la ciudad, según los datos del área de Movilidad relativos a los ejercicios anteriores-.

No es la única cuestión que sigue en el aire. Se desconoce aún si vías como la Carretera de Carmona pasarán a tener un sólo sentido, así como cuáles serán los itinerarios alternativos que se recomendarán oficialmente. Tampoco está cerrado hasta cuando se seguirá sólo informando y no se sancionará a los infracotres. Sigue abierto, por último, el dispositivo policial. "El sistema de trabajo no va a cambiar. Aunque el número de agentes dependerá del número de vehículos".

  • 1