Local

El plan Infoca busca repetir el verano sin incendios de hace un año

La Junta despliega el mismo personal e inversión de 2010, cuando sólo se quemaron 24 hectáreas

el 31 may 2011 / 20:32 h.

TAGS:

Tan sólo seis incendios y los datos más bajo de suelo quemado en las últimas dos décadas, con apenas 25 hectáreas quemadas en 2010, situaron a la provincia de Sevilla en la cabecera de la lucha contra el fuego en España. Para seguir esa senda, el plan Infoca, que se activa desde hoy hasta el 15 de octubre, esquivará un año más los recortes de la crisis y ampliará su radio de acción a más municipios, centrando su foco de atención en la Sierra Norte, que es la comarca con mayor superficie forestal.

Un año más, la prevención ha concentrado la mayor parte de los 20 millones de presupuesto, destinándose el 60% de la inversión. Así, el plan destinará ocho millones al dispositivo de extinción y 12 millones a tareas preventivas con tratamientos manuales (883 kilómetros) y mecanizados (828) de desbroce de vegetación, tratamientos selvícolas (1.566 hectáreas) y adecuación de caminos (36,63 kilómetros lineales). En la creación y mantenimiento de cortafuegos jugará un papel crucial el pastoreo controlado. Esta campaña 11 pastores y 5.434 cabezas de ganado se encargarán de mantener con su actividad 198 kilómetros de cortafuegos.

Para cubrir el riesgo de incendios, el plan Infoca movilizará a 364 personas, prácticamente el mismo número que los dos últimos años. Dentro de este equipo hay 22 grupos de especialistas de extinción y 10 grupos de apoyo, directores de centros operativos, técnicos de extinción, coordinadores de demarcación, brigadas de investigación de incendios, técnicos de operaciones, conductores, vigilantes fijos y móviles y agentes de Medio Ambiente.

El dispositivo Infoca 2011 cuenta con una Unidad Móvil de Meteorología y Transmisiones, estrenada en la pasada campaña y que permitirá canalizar la información entre los centros de trabajo y las unidades implicados en la gestión de la emergencia, así como con 27 puestos de vigilancia en terrenos forestales. Sevilla cuenta con cuatro torres del Sistema Bosque, que detecta los incendios con cámaras de vigilancia y sistema de infrarrojos. Para completar el dispositivo, dispone de dos centros de defensa forestal en El Pedroso y Aznalcóllar. El último sirve de base a la Brigada de Especialistas de Refuerzo.

Este dispositivo busca refrendar los buenos datos del pasado año, cuando cayó un 91% la superficie de suelo quemado en verano. A lo largo de 2010, se produjeron 77 siniestros, pero sólo seis llegaron a categoría de incendio -el resto fueron conatos-. Sólo afectaron a 24,79 hectáreas, de las que el 60% correspondieron a matorrales, mientras que el restante afectó al arbolado. Para saber la dimensión real hay que comparar con otros años como 2009, donde sólo un fuego, el de Cazalla de la Sierra del 14 de junio, arrasó cerca del doble de superficie (40 hectáreas). Y eso sin mencionar el voraz incendio que acabó con 30.000 hectáreas en El Madroño, en julio de 2004.

Además, en lo que va de año, la lucha contra el fuego va por los mismos derroteros: desde el 1 de enero la provincia ha registrado el menor número de intervenciones de Andalucía, limitándose a tres conatos de incendio en Coripe, Gerena y La Puebla del Río.

  • 1