Local

El plan municipal prevé que la Junta dé a Tablada un estatus excepcional

El plan municipal para desbloquear Tablada tiene un protagonista principal: la Junta de Andalucía. De momento, Medio Ambiente guarda silencio, pero el Consistorio quiere que asuma toda la responsabilidad: gestión, negociación y un estatus excepcional, ya que no hay parques periurbanos sobre suelos privados.

el 16 sep 2009 / 07:10 h.

TAGS:

J.Alonso / M. Ruiz Rico

El plan municipal para desbloquear Tablada tiene un protagonista principal: la Junta de Andalucía. De momento, Medio Ambiente guarda silencio, pero el Consistorio quiere que asuma toda la responsabilidad: gestión, negociación y un estatus excepcional, ya que no hay parques periurbanos sobre suelos privados.

En los últimos meses el Ayuntamiento ha dado dos pasos encaminados a ceder toda la responsabilidad sobre los suelos de Tablada a la Junta de Andalucía. El primero se produjo en la sesión plenaria del pasado mes de julio cuando se aprobó pedir a la Consejería de Medio Ambiente que impulsase la declaración de Tablada como parque periurbano incluido en la red de espacios protegidos. El segundo lo dio el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, esta semana cuando propuso que la Junta empezase ya a diseñar el nuevo parque y dialogase con los propietarios para llegar a un acuerdo. Detrás de estos pasos hay toda una estrategia, a la que la Junta públicamente de momento no ha dado el visto bueno.

Hasta ahora la Consejería de Medio Ambiente había optado por aguardar a que se resolviera el conflicto judicial. Se habían concedido todas las protecciones necesarias al suelo, y se había encargado un diseño inicial. ¿Qué supondría la declaración de parque periurbano y su inclusión en la red de espacios protegidos? En primer lugar, según varias fuentes consultadas, que la gestión recaiga en la Administración autonómica y que ésta además confiera un rango excepcional a la dehesa. Si en estos momentos hay 21 parques periurbanos en la comunidad autónoma, ninguno es de propiedad privada. Lo más parecido son las fórmulas que se emplean en distintas zonas naturales propiedad de ayuntamientos o incluso de empresas municipales.

El Ayuntamiento lo quiere como un instrumento de presión. Dejaría a una administración más poderosa como es la Junta el litigio y además habilitaría una nueva vía en caso de que se quiera promover una expropiación de los terrenos -una opción de momento descartada-. Según el artículo 23 de la ley autonómica de espacios protegidos, "la declaración conllevará la de utilidad pública de los suelos a efectos de la expropiación de los bienes".

La segunda parte de la estrategia es aún más enrevesada. Que la Junta sea la que negocie con los propietarios un diseño para el parque e incluso empiece a darle un uso público a un terreno privado. De momento, como parques periurbanos no hay otros precedentes, aunque, según varias fuentes consultadas, es legal. Los casos más cercanos son los dos parques metropolitanos -de una protección idéntica a los periurbanos- que está promoviendo la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio en Granada y Málaga capital, también para frenar proyectos urbanísticos.

  • 1