Local

El Pleno aprueba con el voto en contra de IU el cambio de gestión en el modelo de la grúa

La idea es sacarlo a concurso público para la  posible presentación de diversas empresas del sector privado, un servicio  gestionado actualmente por Aussa.

el 18 jun 2010 / 10:18 h.

TAGS:

El Pleno ordinario del Ayuntamiento de Sevilla aprobó hoy con el voto en contra del Grupo de IU el cambio en el modelo de gestión de la grúa municipal, que se pretende sacar a concurso público para la posible presentación de diversas empresas del sector privado, siendo gestionado actualmente el servicio por la empresa Aussa, creada por el Consistorio y con la empresa municipal de transportes (Tussam) como principal accionista.

La postura de IU viene dada, según indicaron a Europa Press fuentes municipales, por el hecho de que la federación se posiciona en contra de la posible privatización de cualquier servicio público. Además, lo aprobado colisiona de manera directa con una de las propuestas presentadas por el grupo para reducir el déficit de Tussam aprovechando los servicios de la grúa municipal.

Así, con la aprobación plenaria se da el primer paso de un proceso que debe quedar finalizado con la adjudicación antes del mes de febrero de 2011, cuando finaliza el actual contrato con Aussa tras seis años de gestión pública.

Este acuerdo ya fue declarado ilícito por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), al entender que dicho acto administrativo "excedía manifiestamente" el acuerdo plenario por el que se otorgaba la gestión del servicio de gruá a esta empresa pública pero no a "transferirlo a un tercero". El caso se resolverá en el Tribunal Supremo tras desestimarse la apelación de la empresa municipal.

Por otro lado, los trabajadores de Aussa ven en un principio "bien" el cambio de fórmula cuya aprobación plenaria propone el Ayuntamiento hispalense, según señaló a Europa Press el presidente del comité de empresa de Aussa, Carlos Ortiz (CSI-F).

Las condiciones que, según Ortiz, los gruistas solicitan para que se lleve a cabo este proceso giran en torno a que la empresa que se quede con la concesión administrativa "respeta y no vuelva a vulnerar el derecho de los trabajadores", con la "salvaguarda de la legalidad vigente".

Con ello, el comité de empresa hace referencia a los conflictos laborales surgidos tras la encomienda a Aussa ante las dificultades para subrogar los contratos de la plantilla que antes formaba parte de la empresa privada a la nueva sociedad municipal, toda vez que sus condiciones se vieron empeoradas.

  • 1