El pleno de Alcalá da cuenta de las renuncias de los ediles de Turismo y Educación

La oposición ha solicitado al alcalde que dimita, durante el pleno en el que se ha formalizado la renuncia de otros dos ediles socialistas.

el 06 ago 2013 / 12:30 h.

limonesEl alcalde de Alcalá de Guadaíra, Antonio Gutiérrez Limones, ha  querido transmitir a su equipo "ilusión y ganas de seguir trabajando  por Alcalá", tras la celebración del pleno extraordinario celebrado  hoy para dar cuenta de la renuncia de los concejales de Turismo y  Medio Ambiente, José Manuel Rodríguez y de Educación Ana Belén  González. El alcalde ha asegurado que respeta la decisión de sus compañeros,  aunque no la comparte, y les agradece "la labor desempeñada durante  este tiempo al frente de sus concejalías". Por otra parte, el mandatario alcalareño ha lamentado "la imagen,  la inseguridad y el tiempo dedicado a asuntos que no interesan a los  ciudadanos", y ha mostrado su convicción en que su equipo de gobierno  "seguirá trabajando por el bien de la ciudad y centrando todos los  esfuerzos en la aportación de soluciones a los problemas de los  alcalareños". Además ha señalado que "la gobernabilidad de la ciudad no está en  cuestión", y que "se va a seguir apostando por llevar a cabo el  proyecto de ciudad que en su día eligieron mayoritariamente los  habitantes de Alcalá". Gutiérrez Limones ha destacado que "se seguirá trabajando en  proyectos como el Plan Urban, el Proyecto Apolo, el Plan de  Desarrollo Sostenible, y todas las iniciativas que están en marcha",  y ha declarado que "la reestructuración del gobierno municipal  realizada hace unas semanas para revitalizar el mismo y acercarlo a  los vecinos y vecinas de Alcalá es una prueba de ello". De este modo, hoy se ha celebrado el pleno  extraordinario saldado con la formalización de la renuncia, a sus  cargos e incluso a sus actas de concejal, de José Manuel Rodríguez y  Ana Belén González Pérez, hasta ahora responsables de las áreas de  Turismo y Educación, respectivamente. Estas renuncias suceden después  de que a comienzos del pasado mes de junio, la concejal socialista  Laura Ballesteros decidiese transformarse en edil no adscrita, lo que  para el Gobierno municipal de Antonio Gutiérrez Limones supuso la  pérdida de la mayoría absoluta en el pleno corporativo. La sesión plenaria, según han informado a Europa Press fuentes  municipales, ha contado con la propia asistencia de José Manuel  Rodríguez y Ana Belén González, quienes no obstante no han tomado la  palabra. Sí han intervenido, de otro lado, los portavoces de las  diferentes fuerzas políticas de la corporación local alcalareña e  incluso la concejal no adscrita Laura Ballesteros. ACTAS VACANTES De este modo, el Grupo socialista debe ahora cubrir las dos actas  de concejal vacantes tras las renuncias de José Manuel Rodríguez y  Ana Belén González, hechas ya efectivas. Según el orden que figura en  la candidatura socialista a las últimas elecciones municipales,  correspondería a Helena Alvarez, Antonio Durán o Pilar Benítez ocupar  las actas de concejal, si bien se trata de un aspecto aún no  resuelto. Como se ha informado, el Gobierno municipal de Antonio Gutiérrez  Limones ha encuadrado la dimisión de José Manuel Rodríguez en  "motivos profesionales" y la de Ana Belén González en sus  "circunstancias actuales", si bien en sus cartas de renuncia, ambas  recogidas por Europa Press, los ediles dimisionarios se desligan de  las "formas" del Ejecutivo local socialista. Ana Belén González, por  ejemplo, manifestaba en su carta de renuncia que su decisión no  responde a "cuestiones personales", sino a "otras". En ese sentido,  la exconcejal de Educación señala en su escrito de despedida que no  se siente "parte de las formas que imperan en el escenario político  actual". Recordemos que a principios del pasado mes de mayo, trascendía que  la agrupación socialista de Alcalá de Guadaíra había incoado  expedientes informativos a la concejal Laura Ballesteros, entonces  responsable del área de Patrimonio, y al edil de Turismo, José Manuel  Rodríguez, a cuenta de su ausencia en el pleno ordinario celebrado el  pasado 19 de abril. Como consecuencia de estas ausencias, que  motivaron un empate a concejales entre el gobierno municipal  socialista y las fuerzas de oposición, el alcalde se vio obligado a  recurrir por primera vez a su voto de calidad para hacer prosperar  sus propuestas. EL CASO DE LAURA BALLESTEROS Posteriormente, Laura Ballesteros entregó un escrito en el  Ayuntamiento solicitando su declaración como concejal no adscrita,  pues en paralelo había solicitado su baja en el PSOE. Gracias a un  proceso de mediación, en el que actuó incluso la cúpula provincial  del PSOE, Laura Ballesteros retiró el mencionado escrito. Pero  semanas después, Laura Ballesteros pedía de nuevo, y esta vez de  forma definitiva, su baja en el PSOE y solicitaba al Ayuntamiento su  declaración como concejal no adscrita, extremo que finalmente fue  consumado dejando al Gobierno municipal socialista de Gutiérrez  Limones en una situación de minoría frente a las fuerzas de  oposición; el PP, el PA, IU-CA y ya entonces la concejal Laura  Ballesteros. A la hora de justificar su decisión, Ballesteros defendía que tras  un mes de "margen y oportunidad", no había ocurrido el "cambio de  rumbo" al que estaba supeditada su continuidad en el Grupo  socialista.

  • 1