Local

El pleno del Distrito Sur rechaza una consulta popular sobre la zona azul en Bami

La Junta Municipal desestima por amplia mayoría (12 votos a favor frente a ocho en contra)la propuesta de referéndum de IU .

el 26 jun 2014 / 00:12 h.

TAGS:

Un trabajador de AUSSA le explica a una usuario cómo funciona el parquímetro en la zona de Bami. / Pepo Herrera Un trabajador de AUSSA le explica a una usuario cómo funciona el parquímetro en la zona de Bami. / Pepo Herrera La zona azul de Bami no será sometida a una consulta popular. La Junta Municipal de Distrito Sur rechazó con una amplia mayoría (12 votos en contra y 8 a favor) la propuesta de IU en la que promovía un referéndum ante la división de opiniones generada por la implantación de 1.767 nuevas plazas de aparcamiento regulado en una zona en la que se encuentra el hospital Virgen del Rocío y las sedes de dos consejerías de la Junta, que sufre el conflicto social de los gorrillas, y donde una parte de los vecinos, comerciantes y trabajadores se oponen a esta reciente medida. El resultado de la votación es un aval para el Ayuntamiento, que señala que es «la confirmación de que la zona azul ha estado consensuada con los vecinos y los comerciantes, como demuestran las firmas recogidas, el doble apoyo en la junta municipal de distrito y el respaldo de 78 comerciantes, mientras solo 23 se mostraron contrarios», según relató el delegado del Distrito Sur, José Luis García. Además, recordó que es «la segunda vez» que se somete a votación esta situación, después de que en septiembre de 2013 se obtuviera un resultado más abrumador de 12 votos a favor y cuatro abstenciones. En la votación de ayer, la consulta popular fue rechazada por los representantes del PP, la asociación de vecinos Jardines de la Oliva, la hermandad del Sol, la asociación de mujeres Giralda, el AMPA del colegio España y la asociación de vecinos barrio del Juncal. Mientras a favor se pronunciaron PSOE, IU-CA y las asociaciones Santa Genoveva, Tierras del Sur y Giralda barriada de San Antonio. Desde esta perspectiva, IU aclara que, aunque no ha salido adelante su protesta, sí que se ha escenificado la división existente en Bami, con la presencia de entidades «muy molestas» con la decisión con intervenciones «que ponen de manifiesto que lo más conveniente es replantearse la zona azul y abrir el debate». Algo a lo que los populares no se muestran conformes, ya que consideran que ha habido mucho debate con vecinos antes de su aplicación. Paralelamente al debate plenario, persistió el pulso existente entre el PP y el PSOEen torno a los nuevos aparcamientos.El portavoz municipal socialista, Juan Espadas, advirtió de que el nuevo contrato de explotación de la zona azul implica además incrementos de tarifa en 782 plazas de aparcamiento que ya estaban afectadas por esta figura de pago, dado que la mayoría de ellas pasa de categoría azul o naranja, a la de muy alta rotación (MAR), que es a la postre la tarifa más cara. Una subida que, según explicó, se produce en zonas del Centro y Viapol. Espadas manifestó que la ampliación de la zona azul «es casi con toda seguridad la medida más importante de este mandato y el error más grave del Gobierno local», toda vez que a su juicio «no es improvisada, sino que tiene una clara finalidad recaudatoria». Al hilo de ello, insistió en las críticas vecinales, como en Bami, para lo cual cree que el alcalde, Juan Ignacio Zoido, «se ha metido en un atolladero sin salida». A esas críticas al afán recaudatorio saltó ayer el delegado de Seguridad yMovilidad, Juan Bueno, que recordó que si el PSOE acusa de «efecto recaudatorio» debería «acordarse de que, cuando gobernaban, iban a poner 15.000 plazas». A su vez, insistió en que los vecinos están «a favor» y en que está «consensuado», mientras que el anterior Gobierno «no habló con nadie»

  • 1