Local

El PNV amplía su oferta de pacto a 'otras instituciones del Estado'

Los socialistas desconfían, pero el PNV sigue agasajando. Ayer, no contento con haber tendido la mano al PSE, Íñigo Urkullu amplió su oferta de pacto de estabilidad a otras instituciones del Estado. El ofrecimiento suena a reconciliación con Zapatero, pero queda por ver a cambio de qué.

el 16 sep 2009 / 05:32 h.

TAGS:

Los socialistas desconfían, pero el PNV sigue agasajando. Ayer, no contento con haber tendido la mano al PSE, Íñigo Urkullu amplió su oferta de pacto de estabilidad a otras instituciones del Estado. El ofrecimiento suena a reconciliación con Zapatero, pero queda por ver a cambio de qué.

El presidente del PNV, Íñigo Urkullu, desvinculó su oferta de acuerdo de estabilidad presupuestaria e institucional para el País Vasco de una posible moción de censura al Gobierno del PNV en la Diputación de Álava y se mostró abierto a ampliarlo a otras instituciones del Estado. El líder del PNV concretó el alcance de su propuesta de acuerdo, un documento de cinco folios dirigido a todos los partidos políticos vascos, pero especialmente al PSE/EE por liderar el Gobierno vasco, que fue remitido ayer a sus respectivas ejecutivas por mensajero.

Urkullu rechazó también que la oferta se haya realizado por mero interés "táctico" o partidista, como habían considerado el PSE/EE y el PP, y señaló que el único objetivo que les ha movido al formularla es el de "responder a las necesidades de la ciudadanía vasca en estos tiempos de profunda crisis económica". Pese a que el presidente del Consejo nacional del PNV (EBB) afirmó que la oferta "trasciende" la situación en la Diputación Foral de Álava, la propuesta de acuerdo indica que "cualquier convulsión generada por el interés partidista, pondrá este escenario de confianza y estabilidad institucional en franca dificultad, impidiendo un entendimiento que la ciudadanía reclama con insistencia".

Urkullu destacó además que la oferta tiene como objetivo básico "el reforzamiento de los presupuestos de las instituciones públicas vascas", desde el Gobierno autonómico a los de las tres diputaciones forales y los ayuntamientos de la comunidad y la "desactivación de cualquier pugna política". Con ella el PNV quiere, en un momento en el que reconoce que la actual crisis económica "se manifiesta en Euskadi de forma severa y sin que se vislumbre el ciclo de repunte", conseguir, entre otras cosas, "el sostenimiento de los servicios sociales y el mantenimiento, en la medida de lo posible, de un nivel adecuado de inversión pública".

Urkullu señaló que el acuerdo propuesto se circunscribe, en principio, a las instituciones del País Vasco "dado que este es nuestro ámbito de responsabilidad", aunque, "a partir de ahí", se mostró abierto a ampliar el acuerdo de estabilidad a otras instituciones, "por las mismas razones que las expuestas para Euskadi".

presupuestos. Llegados a esos términos, la pregunta estaba clara:El presidente del PNV afirmó, cuestionado por si esto podría implicar un apoyo del PNV a los próximos Presupuestos Generales del Estado, que no tienen "una postura prefijada", ni están cerrados a hablar de ello. "Ya el año pasado dijimos que ante el dilema de crisis de los Presupuestos o Presupuestos para la crisis, nosotros optábamos por esto último", dijo Urkullu a los periodistas.

En este contexto, ayer el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, recogió el guante al vuelo y dijo que cualquier ofrecimiento de diálogo por parte del PNV siempre será bienvenido, pero recalcó que la iniciativa política en Euskadi corresponde al lehendakari, Patxi López. "Patxi López lo esta haciendo muy bien; está siendo un gran lehendakari que ha demostrado su capacidad política y de gestión en Euskadi y los pasos que dé Patxi López serán acertados", recalcó. Zapatero está pasando por serios apuros en el Congreso desde que, precisamente a causa del pacto postelectoral con el PP, perdió el apoyo de los nacionalistas en la Cámara Baja.

Desde la formación popular, mientras tanto, Antonio Basagoiti dejó ayer claro que "es incompatible el cambio político con mantener al PNV en las instituciones".

  • 1