martes, 26 marzo 2019
09:43
, última actualización
Local

El PNV desaloja a ANV de la alcaldía de Azpeitia con el apoyo de un edil de EA

El PNV, con el apoyo de un edil de EA, ha desalojado de la alcaldía de Azpeitia (Guipúzcoa) a ANV, un mes y medio después de que los ediles de la izquierda abertzale no condenaran el asesinato del empresario Inaxio Uria perpetrado por ETA en esta localidad.

el 15 sep 2009 / 21:18 h.

TAGS:

El PNV, con el apoyo de un edil de EA, ha desalojado de la alcaldía de Azpeitia (Guipúzcoa) a ANV, un mes y medio después de que los ediles de la izquierda abertzale no condenaran el asesinato del empresario Inaxio Uria perpetrado por ETA en esta localidad.

ANV gobernaba Azpeitia, feudo tradicional del PNV, desde las últimas elecciones gracias a un pacto con EA y Aralar, formaciones que abandonaron el gobierno municipal después de que los concejales de la izquierda abertzale no condenaran el asesinato de Uria.

En un pleno lleno de tensión y constantes interrupciones por los gritos de militantes de la izquierda abertzale, la moción de censura que ha permitido que el nacionalista Julián Eizmendi reemplace a Iñaki Errazkin en la alcaldía ha resultado aprobada hoy con el respaldo de ocho ediles del PNV y uno de los dos de EA.

El otro representante de Eusko Alkartasuna ha votado en contra, al igual que los seis ediles de ANV, mientras que el único concejal de Aralar se ha abstenido.

Una hora antes de la celebración del pleno, que ha tenido lugar a mediodía, simpatizantes de ANV se han concentrado ante el Ayuntamiento de Azpeitia, bajo la supervisión de varias dotaciones de la Ertzaintza, con una pancarta en la que figuraba el lema en euskera "Adelante, los abertzales y de izquierdas", tras lo que se han unido a las decenas de personas que esperaban la apertura de las puertas del consistorio y han provocado enfrentamientos verbales.

Una vez en el interior, los radicales, que no cesaban de lanzar consignas contra el Partido Nacionalistas Vasco y en favor de ANV, han mostrado unos carteles rojos con frases en contra de su supuesta "criminalización", momento en el que miembros del PNV que se encontraban en la sala han exhibido otros carteles blancos en los que reclamaban "paz" y recordaban el asesinato de Inaxio Uria.

El miembro del PNV José Urbistondo, que ha presidido la sesión en su calidad de edil más veterano, ha intentado dar comienzo al pleno en varias ocasiones, aunque ha sido constantemente interrumpido por los radicales, que no han modificado su actitud obstruccionista en ningún momento de la sesión.

Finalmente, la secretaria municipal ha podido leer el texto de la moción de censura que solicitaba el cese del regidor de ANV, Iñaki Errazkin, por no condenar el asesinato de Uria, tras lo cual ha tomado la palabra el aspirante del PNV y anterior regidor de Azpeitia, Julián Eizmendi, quien, a pesar de los insultos que le ha dirigido parte del público, ha destacado la necesidad de que los representantes institucionales respeten "todos los derechos humanos de todas las personas".

A continuación, el alcalde censurado, Mikel Errzakin, quien intervino en numerosas ocasiones para que el pleno pudiera continuar, ha tomado la palabra, jaleado por sus seguidores, para calificar la moción de "juicio" y "circo mediático", al tiempo que ha reclamado una "solución" para Euskal Herria.

El portavoz de EA, Manuel Unanue, ha pedido también respeto a todos los Derechos Humanos, a pesar de lo cual en el turno de las votaciones ha rechazado la moción de censura, mientras que su compañero Mikel Ibarzabal la ha apoyado. El único representante de Aralar, Juan Carlos Arellano, ha acusado a ETA de "robar" la palabra al pueblo de Azpeitia.

Tras la votación de la moción, han vuelto a arreciar las increpaciones de los seguidores de la izquierda abertzale, a las que el resto del público ha respondido con gritos de "Inaxio te recordamos", en alusión al empresario asesinado.

En este punto, el griterío ha alcanzado su punto álgido por lo que Julián Eizmendi no ha podido tomar la palabra tras ser designado nuevo alcalde de Azpeitia, si bien, una vez concluida la sesión y tras recibir la felicitación de Iñaki Errazkin, ha conseguido dirigirse al público para hacer un llamamiento a la concordia.

Una vez en el exterior del ayuntamiento se han vuelto a vivir momentos de tensión, cuando el nuevo alcalde y sus compañeros de corporación han sido increpados por los radicales, lo que ha obligado a intervenir a la Ertzaintza sin que se produjeran mayores altercados, ya que los alborotadores se han disuelto tras cantar el "Eusko gudariak (Himno al soldado vasco)".

  • 1