Local

El PNV radicaliza su discurso en su primer Aberri Eguna en la oposición

Hoy es el Día de la Patria vasca -Aberri Eguna- y el PNV defiende en su manifiesto de celebración que Euskadi "es una nación con todos los derechos". La formación jeltzale reivindica el derecho de autodeterminación de los vascos y critica el proyecto de "unionismo" de PP y PSOE.

el 16 sep 2009 / 01:11 h.

TAGS:

Hoy es el Día de la Patria vasca -Aberri Eguna- y el PNV defiende en su manifiesto de celebración que Euskadi "es una nación con todos los derechos". La formación jeltzale reivindica el derecho de autodeterminación de los vascos y critica el proyecto de "unionismo" de PP y PSOE.

El PNV vive hoy su primer Aberri Eguna fuera de Ajuria Enea y, con más claridad que nunca, se opone a la "España uniforme". El partido nacionalista asegura en su documento con motivo del Día de la Patria que sabrá "esperar su momento", que trabajará en la oposición "sin perder la unidad y la centralidad" y llama a "los decepcionados" que votaron a Patxi López para que recuerden que "mintió" al propugnar la transversalidad.

En el manifiesto, la formación de Juan José Ibarretxe y de Íñigo Urkullu extrema su discurso nacionalista y proclama "que Euskadi es una nación con todos los derechos" y es el "testimonio vivo" de "un pueblo con identidad propia" en el conjunto de Europa, "depositario de un patrimonio histórico, social y cultural propio y asentado geográficamente en siete territorios ubicados en dos estados a ambos lados de los Pirineos".

"Nuestro objetivo político es consolidar un marco político y jurídico en el que el sujeto político del pueblo vasco en su integridad tenga definido el derecho a decidir su futuro: el reconocimiento del derecho de autodeterminación y los procedimientos que garanticen el respeto a las decisiones de la ciudadanía vasca", añade. Según asegura el PNV, "el objetivo de la construcción nacional y social ha actuado siempre de estímulo y guía de actuación en su centenaria historia" y subraya que, en las elecciones del pasado 1 de marzo, los resultados fueron "inapelables", porque el PNV ganó "con nitidez".

A su juicio, ha existido "una pugna electoral estratégica", que "arrancó el 2001, a la que los partidos constitucionalistas, desde la primacía de la legalidad, han incorporado en el tiempo perfeccionamientos al proyecto político compartido, alterando las reglas del juego democrático e impidiendo que toda la sociedad vasca esté representada en el Parlamento vasco", en referencia a la izquierda abertzale.

En este sentido, destaca que PP y PSOE "comparten la misión de uniformizar el proyecto de España". Por ello, asevera, "ante una nación española que no admite otra realidad que la suya propia", que "los sentidos de pertenencia nacional no se imponen", que "los sentimientos, o se respetan, arbitrando para ello un marco recíproco de garantías de respeto y desarrollo en igualdad de condiciones, o la imposición de una de ellas, se constituye en fuente permanente de conflictos".

El documento señala que partidos "que divergen en casi todo, tienen un eje común de actuación sobre los cuatro territorios de Euskadi Sur: el proyecto político del unionismo, el proyecto de la España uniforme, liquidando los conceptos de la plurinacionalidad y el respeto al principio democrático como guías de actuación de un sistema democrático de convivencia entre naciones". El PNV subraya además que, en el origen del actual acuerdo PSE-PP "está el no haber hecho una lectura correcta de los resultados electorales y eso se pagará, lo pagarán los vascos".

Mientras tanto, el portavoz parlamentario del PSE-EE y secretario general de los socialistas vizcaínos, José Antonio Pastor, consideró ayer que el discurso del Aberri Eguna del PNV demuestra que la formación jeltzale "se ha deslizado a la senda del radicalismo" y auguró que, de esta forma, estará en la oposición "para mucho tiempo". Además, destacó que "el abandono de la centralidad" abocará al partido dirigido por Íñigo Urkullu "al precipicio político" y conllevará "una transición más convulsa" en Euskadi.

Pastor añadió que el discurso jeltzale supone "una huida hacia adelante en toda regla", y señaló que el PNV, "no sólo no ha aprendido nada del resultado electoral, sino que está claro que Ibarretxe y el sector más radical de partido le han ganado a Íñigo Urkullu la partida y han instalado el discurso más nacionalista y más soberanistaa". "Si el gran error del Gobierno de Ibarretxe fue centrarse en el discurso nacionalista y en la consulta de la autodeterminación, lo que hacen con el discurso de hoy es abundar en el error", añadió.

  • 1