Local

El poder de la segunda piel

Crytek multiplica los poderes del nanotraje en esta nueva entrega llena de acción dentro de una devastada Manhattan.

el 24 mar 2011 / 16:49 h.

TAGS:

El Nanotraje permite al soldado tener unas habilidades diferentes donde destacan la invisibilidad, la visión térmica y los deslizamientos en unos escenarios preapocalípticos.

Hay veces en que la realidad supera a la ficción, como ha ocurrido en Japón en esta última quincena. Un terremoto y posteriores tsunamis de consecuencias aún impredecibles a día de hoy han provocado, de forma colateral, que títulos con guiños apocalípticos no se hayan estrenado todavía en el continente asiático. Con la sensibilidad lógica en estos casos aterriza en el resto de mercados Crysis 2, shooter en primera persona que se abre a las consolas después de su trabado y posterior alzamiento dentro de la comunidad de peceros.

El bagaje inicial de ventas del primer título, la piratería y que tanta potencia gráfica no podían moverse con cualquier computadora, hicieron replantearse a Electronic Arts y Crytek su segunda acometida. Así, y aparte de la expansión Warhead, se abre la jugabilidad a otras fronteras donde la inversión, y más con este juego, está garantizada. Hoy en día es casi insostenible rentabilizar un proyecto sólo para ordenadores, y aunque las quejas y comentarios de la comunidad de peceros no se ha hecho esperar en torno al desarrollo del juego, EA lo ha tenido claro: ande yo caliente y ríase la gente.La empresa alemana encargada del desarrollo, Crytek, ha estrenado su nuevo motor gráfico CryEngine3 con este juego. La puesta de largo se ha adaptado a la perfección para todos los soportes, sacando una rentabilidad sin precedentes  en explosiones, texturas, iluminaciones, cinemáticas, IA, etc. Todo bello y con un latido constante y sin malos tragos en los retardos, para aguantar sin desespero tanto derroche creativo con este shooter en primera persona.

R.Morgan ha sido  el encargado del guión, en el que la profundidad de la historia y la jugabilidad van de la mano.  Para quien no haya jugado al primer título, los flashback y la cinemática dan un curso intensivo a los consoleros del primer C1 para adaptarse sin problemas a la historia del juego, dentro de unos escenarios grandiosos que se quedan más reducidos en su extensión si son comparados con los ofrecidos por C1 dentro la jungla del islote.

Con unos espacios anchos bien aprovechados y una jugabilidad lineal prodigiosa, la aventura por Manhattan desvela una conspiración a gran escala con una guerra apocalíptica de fondo. Una ciudad destruida por la invasión extraterrestre donde las situaciones y acciones in extremis son bien resueltas, lo que, además de hacer disfrutar al espectador, permite también aportar originalidad y diferenciar este juego de otros títulos de culto fácilmente predecibles en su ejecución final.

La utilidad del Nanotraje quedó patente en C1 al ser la armadura más  potente y completa para la batalla vista hasta ese momento. Por lo visto en la demo de C2, la versatilidad del traje no tiene freno, consiguiendo evolucionar hasta límites que se adentran en el cerebro humano para mejorar sus prestaciones para que percha y traje sean uno.El traje permite ser la última esperanza de la humanidad siendo más fuerte, rápido e invisible. Unas características de última generación con una epidermis de cerámica endurecida y una malla flexible para proteger y mejorar al soldado en todos los aspectos posibles de la batalla incluso a nivel psicológico, siendo capaz además, de saber procesar todas las sensaciones neurológicas humanas y administrarlas con sabiduría para el éxito de la misión.El Nanotraje también cobra protagonismo en el modo multijugador. El enfrentamiento entre militares dotados con él y los C.E.L.L. dan en los doce mapas recreados en la ciudad neoyorkina, unas variables para que el jugador pueda elegir entre una veintena de armas y otros tantos módulos del traje.

El juego ofrece en esta opción una media docena de modos donde destacan la Acción instantánea de equipo, que enfrenta dos equipos entre sí, y el modo Punto de impacto, donde  los jugadores lucharán por el control de las cápsulas alienígenas. El juego también incluye la jugabilidad en 3D estereoscópico para PS3.

  • 1