sábado, 19 enero 2019
14:08
, última actualización
Local

El Poder Judicial censura a Guerra por "vejar" a la jueza del caso ERE

el 10 nov 2011 / 20:55 h.

TAGS:

El caso ERE ha entrado de lleno en la campaña. Las polémicas declaraciones del cabeza de lista del PSOE por Sevilla, Alfonso Guerra, en las que duda de la imparcialidad de la jueza Mercedes Alaya, que instruye el caso de los expedientes irregulares pagados con fondos públicos, por su "relación fuerte personal" con el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, han armado un enorme revuelo.

El Poder Judicial, en una resolución sin precedentes, ha censurado el comentario "vejatorio hacia la mujer" del histórico socialista, pese a que la jueza no ha solicitado formalmente el amparo.

Zoido cargó directamente contra Guerra, que cree que "sobra en política", y Javier Arenas, líder del PP-A, acusó al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, de "orquestar una campaña" contra Alaya. El vicepresidente tercero, Manuel Chaves, criticó duramente a la jueza por "interferir" en la campaña deliberadamente y los populares pidieron la dimisión del expresidente andaluz.

Era un asunto que llevaba meses en calma tensa y ha estallado en plena campaña del 20-N. El malestar de los socialistas con la jueza Alaya era un secreto a voces. El momento de mayor tensión en la instrucción del caso fue cuando la magistrada exigió a la Junta las actas del Consejo de Gobierno. En su último auto, dado a conocer hace pocos días, apunta a altos cargos de la Junta.

Todo ello llevó a Alfonso Guerra a declarar el miércoles que en España se debe aplicar la "máxima" pena tanto a los corruptos como a quien inventa un caso sobre un representante político y luego se demuestra que es falso. Pero fue su comentario sobre la relación de Alaya con Zoido -"dicen que algún expediente en común tuvieron", afirmó- lo que ha provocado la censura del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

La Comisión Permanente emitió una nota de apoyo a la jueza en la que considera que las discrepancias con las resoluciones judiciales se deben expresar "a través de los cauces procesales legalmente previstos". Señaló que "no resultan de recibo" las referencias que "invaden la esfera personal" a través de "descalificaciones -veladas o explícitas- que atentan contra el respeto que merece la dignidad personal constitucionalmente garantizada".

Además, el Poder Judicial cree que la reprobación debe ser "mayor" aún cuando, como en este caso, "contienen insinuaciones claramente vejatorias por la condición de mujer".

La resolución, sin embargo, cuenta con un voto particular en su contra, el de la vocal Almudena Lastra, que opina que no es procedente que el CGPJ entre a valorar el contenido o la intención de unas declaraciones vertidas por un candidato en el transcurso de un acto de campaña. Insiste en que debería de haber sido Alaya la que pidiera amparo.

El juez decano de Sevilla, Federico Jiménez Ballester, elogió la "defensa fantástica" de la independencia del poder judicial y dijo suscribir suscribir "punto por punto" el comunicado.bronca política.

El principal aludido, Zoido, aseguró que Guerra "ha invadido una esfera que no debería haber invadido", y que "ha faltado a la dignidad" de Alaya tanto en su faceta de juez, como en su condición de mujer.

El líder de los populares andaluces, Javier Arenas, acusó a Griñán de "orquestar una campaña" contra la jueza porque siente "pánico y un miedo profundo". Chaves insistió en que la magistrada está "en plena campaña electoral" y dijo basarse en "datos objetivos", como el hecho de que haya llamado a declarar a algunos imputados el próximo 17, es decir, "el día antes del cierre de la campaña", igual que "ocurrió con el candidato de IU -a la Alcaldía sevillana, Antonio Rodrigo Torrijos-, al que citó un día antes de las elecciones municipales". Inmediatamente después, el secretario general del PP-A, Antonio Sanz, pidió su dimisión.

El presidente de la Junta y secretario general del PSOE-A, José Antonio Griñán, aseguró que hasta el momento no ha hecho "ningún pronunciamiento" sobre la jueza o su instrucción y no lo hará "ahora". Sin embargo sí acusó al PP de haber estado "instruyendo un juicio paralelo", "declarando culpables e inocentes" y "utilizando políticamente los autos de la jueza". "Eso sí que es hacer un uso partidista", dijo.

  • 1