Local

El Policía acusado de robar la droga en la Jefatura de Policía niega su participación

El supuesto cómplice admitió haberle ayudado a hacer los paquetes de yeso y talco que supuestamente se usaron para cambiar los alijos.

el 05 oct 2009 / 14:49 h.

TAGS:

El policía detenido por su implicación en el robo de 150 kilos de droga en la Jefatura de Policía de Sevilla ha negado su participación, mientras que el supuesto cómplice admitió haberle ayudado a hacer los paquetes de yeso y talco que supuestamente se usaron para cambiar los alijos.

Así lo han afirmado hoy a Efe fuentes del caso, después de que el juzgado de instrucción 19 de Sevilla haya levantado el secreto sobre el tomo 10 del sumario, relativo a la detención de los cuatro presuntos implicados y su puesta a disposición judicial, el pasado 15 de septiembre.

En su declaración, el detenido M.A.N. reconoció que ayudó al policía implicado a elaborar unos paquetes pero sin saber su contenido ni finalidad, aunque según los investigadores se trató del talco, yeso y harina que los ladrones utilizaron para reemplazar los verdaderos alijos que fueron robados de los depósitos de la Jefatura de Policía.

Por su parte, el policía Lars S.M., de 35 años, agente en excedencia de la Unidad contra la Droga y el Crimen Organizado (UDYCO), negó su implicación en el robo y haber elaborado los paquetes, aunque dijo que M.A.N. creía que él era el ladrón.

Ambos hombres exculparon totalmente a sus respectivas esposas y lo mismo hizo de sí misma la mujer del policía, M.T.M.S., que es abogada de profesión y aseguró que el origen de todo su dinero es limpio, han añadido las fuentes.

Esta mujer quedó libre bajo fianza de 30.000 euros por un delito de blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico, mientras que su esposo y la pareja formada por M.A.N. y V.S.G. quedaron en prisión sin fianza, estos dos últimos acusados de poner en el mercado la droga sustraída.

El ex policía arrestado estuvo destinado en la UDYCO de Sevilla y abandonó el cuerpo poco después de conocerse el robo de la droga para dedicarse a la compraventa de barcos de recreo.

En junio de 2008 se descubrió que distintos alijos de cocaína y heroína, que según las últimas estimaciones de la juez instructora ascienden a 150 kilos de droga, habían sido robados del depósito policial en la Jefatura de Sevilla y habían sido sustituidos por harina, talco y yeso.

El cambio de las sustancias ha obligado a dejar en libertad en los últimos meses al menos a siete presuntos narcotraficantes que fueron detenidos con varios kilos de droga cada uno y que se enfrentaban a penas de hasta diez años de cárcel.

El robo se descubrió por casualidad, cuando un juzgado ordenó realizar el contraanálisis de un alijo, a petición de un abogado defensor, y la Policía se percató de que la droga había sido sustituida.

En estas diligencias fueron detenidas además, en marzo de 2009, otras dos personas, que pasaron dos meses encarceladas y finalmente el caso se sobreseyó respecto a ellas por falta de pruebas, aunque estas diligencias han sido desgajadas del sumario relativo al robo de droga.

  • 1