Local

El Polígono San Pablo recuperará cinco esculturas del proyecto 'Arte para todos'

Son obras donadas por los participantes en este proyecto cultural de 2010. Aún no están instaladas pese a que el Ayuntamiento lo daba ya por hecho.

el 29 dic 2012 / 10:48 h.

TAGS:

El Ayuntamiento de Sevilla anunció ayer la instalación en diversas calles del Polígono San Pablo de cinco esculturas que han sido donadas a la ciudad por parte de algunos de los artistas que participaron hace dos años en un proyecto cultural internacional bautizado bajo la denominación de Arte para Todos.

Los lugares escogidos para ubicarlas son la avenida de la Soleá en su intersección con la calle Cristo de Velázquez; el espacio terrizo existente en la avenida de la Soleá en la trasera de la Parroquia de Nuestra Señora del Pilar; en la Plaza Niño de Vallecas frente a la Parroquia de Nuestra Señora del Pilar; en la esquina de la calle Jerusalén con la calle Éfeso y otra junto a la fachada del Distrito San Pablo-Santa Justa, según informó ayer el Consistorio a través de un comunicado.

Sin embargo, como los propios vecinos y todos los que pasaran por los citados enclaves pudieron comprobar, ayer no había colocada ni una sola de las esculturas que se daban por instaladas.

Horas después de que se lanzase la nota en la que se informaba de que estos puntos del barrio del Polígono San Pablo "acogen estos días obras de arte" de renombrados artistas, desde el Consistorio matizaron que aún no están colocadas las esculturas y que se irán ubicando a lo largo de los próximos días.

Hay que remontar la vista dos años atrás para encontrar el germen que explica esta iniciativa. Y es que el Polígono San Pablo fue escenario en 2010 del Proyecto Cultural Internacional Arte para Todos, que consistió en la creación de murales de gran formato -como el que se aprecia en la imagen que acompaña esta información- y en la instalación de diversas esculturas diseminadas por diferentes puntos del barrio con un único objetivo: el de acercar el arte a todos los públicos.

De esta manera, varios de los artistas que entonces participaron han optado por donar a la ciudad sus obras que, en atención a la petición realizada por parte del Distrito San Pablo-Santa Justa, la Gerencia de Urbanismo ha decidido instalar en los mencionados enclaves del barrio.

Las obras, que están realizadas en acero y metal, simbolizan valores como la solidaridad, la naturaleza, la paz o la vida. Sus autores son renombrados artistas como el argentino Federico Bacher, autor de la escultura denominada Vida; la colombiana Patricia Esguerra, autora de la obra Silencio de un recuerdo; la ecuatoriana Vicky Camacho, creadora de Solidaridad; el también ecuatoriano Francisco Proano, autor de la escultura Luna de Troya, y la suiza Edith Kappeler, creadora de Almohadas para la paz.

Y es que, entre septiembre y octubre de 2010, los vecinos vieron cómo más de una treintena de artistas venidos de una veintena de países de todo el mundo, entre ellos lugares tan dispares como Argentina, Cuba, Alemania, Rusia y Estados Unidos, llegaron al Polígono de San Pablo dispuestos a ofrecer una carta de presentación más atractiva para el resto de ciudadanos. Para ello contaban con la herramienta de su valía en cuanto a la realización de grandes murales, que debían acabar con la apatía externa de los edificios. En los dibujos se reflejaron algunos de los objetivos de las Naciones Unidas: la igualdad entre hombre y mujer, el desarrollo sostenible, la tolerancia hacia las minorías étnicas y el compromiso con la naturaleza.

Recobrar el protagonismo de zonas que la han perdido dentro de las ciudades. Ese es el objetivo del proyecto Arte para todos impulsado por la ONU. El Polígono San Pablo ha sido el barrio beneficiado y los vecinos que, al principio contemplaban recelosos los trabajos, estuvieron encantados con los frutos.

El resultado permitió crear en plena ciudad uno de los museos al aire libre más grandes de toda Europa, utilizando como lienzo las fachadas de los edificios y como marco las calles más significativas del Polígono de San Pablo. Y algunas de sus esculturas pudieron visitarse en exposiciones como la organizada en el hotel NH Central Convenciones.

  • 1