miércoles, 19 diciembre 2018
01:41
, última actualización
Local

El Polígono Sur se echará a la calle para exigir el cumplimiento del Plan Integral

Los vecinos piden la dimisión del quipo del comisionado e insisten en tomar medidas urgentes para las casi 3.000 familias en situación de grave necesidad.

el 13 nov 2014 / 13:13 h.

TAGS:

LIPASAM-TRESMIL-VIVIENDAS Los vecinos del Polígono Sur están «cansados» de escuchar plazos y anuncios de proyectos que «no se ejecutan». En estos once años del Plan Integral, aseguran que la pobreza y el desempleo han crecido hasta contabilizarse en la actualidad 2.748 familias «en situación de grave necesidad». «Las cláusulas sociales no se han aplicado y las ayudas sociales son mínimas», criticó ayer la Plataforma También Somos Sevilla del Polígono Sur, cuyos representantes volvieron a pedir la dimisión del equipo del comisionado –que desde hace un año dirige María del Mar González–, al tiempo que anunciaron movilizaciones en las próximas semanas para exigir «el cumplimiento del Plan Integral y que sea una Autoridad Única la que dirija este plan». «Vamos a estar en la calle. El Polígono Sur no se para. No nos van a cansar. Podemos cumplir años, pero no nos van a aburrir. Por las noche se van a tener que acostar con un Dolalgial para que no les duela la cabeza», afirmó Rosario García, portavoz vecinal de la citada plataforma durante la rueda de prensa que celebró para dar a conocer «la dramática situación» que padecen y después de que hace una semana la comisionada hiciera un balance de su primer año al frente. Pese a reconocer que González «trabaja muchísimo», el colectivo vecinal señaló que «no hay resultados», que «no se hace un trabajo serio con las familias», como vienen pidiendo, y que «el sistema educativo no ha mejorado en estos años», pues «siguen el fracaso y el abandono escolar, y en algunos centros no mejora el absentismo». «Muchas familias se llevan a sus hijos fuera del Polígono Sur, aquí se cierran los colegios», expresaron los representantes vecinales, que recalcaron la necesidad de «hacer un censo» de las personas que residen en la barriada. «Seguimos sin saber quién vive en el Polígono. Siguen las familias de Bermejales y siguen llegando familias. Nuestra petición de que nadie salga y nadie entre no se ha cumplido», recogieron entre los doce puntos incumplidos del citado plan. También lamentaron que no se hayan hecho los grandes proyectos que aparecen en el plan para integrar la zona en el conjunto de la ciudad: «Soterramiento del ferrocarril, muro de Hytasa, Metro y conexiones con el Cerro del Águila y Bami». En su lugar, denuncian que se han hecho obras «que no sirven», como los contenedores de basura soterrados que no funcionan. En este sentido, defendieron que hay actuaciones «más urgentes» como  ayudar a cubrir las necesidades básicas de alimentación, ropa, calzado, higiene, pagos de luz y agua de las casi 3.000 familias que atraviesan por una situación de límite. En otro orden de cosas, denunciaron que «la inseguridad y la impunidad no han mejorado», y que el proyecto de la comisaría de Policía Nacional sigue sin construirse, «a falta de una firma». Lo peor, relataron, es que «no hay castigos ejemplares» ni «un seguimiento ni control en los supermercados de sustancias y armas de algunas casas». «Tampoco se cumplen las normas municipales. Nadie viene a ver qué pasa aquí. Los coches aparcan encima de las aceras sin ser multados y hasta hay quien ha tenido que retirar un caballo de la puerta para entrar en su casa. Una pescadería un día es una cosa y otro día es otra...» Por ello reclamaron «otro modelo», la dimisión del equipo del comisionado y la reunión de la comisión de las tres administraciones (Estado, Junta y Ayuntamiento). Para presionar, se echarán a la calle. El próximo día 28 será la primera concentración en Plaza Nueva, coincidiendo con el Pleno municipal.

  • 1