sábado, 23 marzo 2019
19:07
, última actualización
Local

El polvorín del Cáucaso

Donde la religión llevada al extremismo y la lucha por la independencia se topan con el poder de Moscú.

el 29 mar 2010 / 19:58 h.

TAGS:

El radicalismo islámico asentado en el Cáucaso ha vuelto a azotar Moscú, una ciudad que desde 1996 ha sufrido más de una decena de atentados mortales. Y es que el Cáucaso es un verdadero polvorín en el que se mezcla la lucha por la independencia y el islamismo violento. En esta ocasión, según todas la hipótesis, las autoras de estos dos brutales ataques han sido dos mujeres, conocidas como viudas negras, vinculadas al extremismo religioso y empujadas por su odio a todo lo que huela a ruso. Esta circunstancia ha hecho que rápidamente el Centro de Coordinación de los Musulmanes haya calificado a los organizadores de los dos atentados de "auténticos criminales", cuya forma de actuar no tiene relación alguna con los preceptos del Islam. En este misma línea se pronunciaron los presidentes de las repúblicas norcaucásicas rusas de Chechenia e Ingushetia. Y es que desde el Gobierno Ruso se culpa de estos dos atentados terroristas a los insurgentes islamistas radicales del norte del Cáucaso, que desde la desintegración de la antigua Unión Soviética ha sido una de las zonas más conflictivas la Federación Rusa, conflicto con Moscú por su independencia.

  • 1